Destacan el aporte educativo, social y turístico del Centro Astronómico y Cultural de Villa Ángela

Enclavado en el Sudoeste Chaqueño, el Observatorio está ubicado en calle Moreno, entre Lavalle y Pelegrini de esa ciudad, y cuenta con un telescopio de última tecnología. El socio y fundador Miguel Villalba, comentó que en sus primeros pasos en el taller metalúrgico de los hermanos Belloni se construyeron los primeros dos telescopios del Centro.

Centro Astronómico y Cultural de Villa Ángela.

Villalba, detalló el momento en el que comenzó la pasión por la astronomía. “Esto nació en 1985 cuando apareció un gran globo en nuestra ciudad que llamó mucho la atención, incluso una de las personas que lo visualizó salió a a decir – a través de Radio Mocoví – que era el planeta Venus”, comentó.

Advertisement

Continúa explicando que, en ese momento, un amigo le había facilitado una mira telescópica de un aire comprimido “con el cual pude observar que era un gran globo y que en su parte inferior contenía una gran barquilla de color rojo. Esto llamó la atención en un grupo de amigos y decidimos formar algo, generar un espacio de este ipo, porque a todos nos gustaba todo lo relacionado en la materia” aseguró el también integrante de la Comisión Directiva fundadora.

Admitiendo que, por supuesto, como grupo de aficionados, “el conocimiento en la materia era mínimo”; pero las ganas estaban puestas en aprender, compartir y brindar un espacio común para la comunidad.

El 2 de octubre 1986 nació el Centro de Aficionados a la Astronomía de Villa Ángela y los primeros pasos se dieron en la Sociedad Húngara. “Con el tiempo, señala Villalba, pude conseguir un par de ópticas y en el taller metalúrgico de los hermanos Belloni – a quienes recuerdo con mucho cariño – se construyeron los primeros dos telescopios. Con los cuales comenzamos a hacer observaciones de la luna, que fue lo que más nos atrajo y también con la venida del famoso cometa Halley que se lo pudo ver entre marzo-abril del ’86”.

Miguel Villalba, encargado del Centro.

“Comenzamos a buscar algunos materiales bibliográficos, lejos estábamos de la tecnología de Internet y demás; pero indisputablemente estaba la pasión por descubrir y conocer los objetos del espacio exterior”, agregó

“En esa época ya teníamos una Comisión y estábamos tramitando un terreno donde poder edificar lo que sería el futuro observatorio” explicó. En esa oportunidad ejercía como intendente el Dr. Carlos Alberto Lalomia, quien “nos ayudo en un cien por ciento para poder realizar nuestros sueños. Habíamos elaborado un proyecto y teníamos una maqueta de lo que queríamos hacer y recibíamos su entero apoyo”, aseguró.

En los noventa se comenzó a trabajar en la estructura de la cúpula del cilindro y “logramos conseguir los materiales a través de la empresa Kiska, a quien Belloni envía una carta”. En febrero del ’94 vino a la Sociedad Húngara un cónsul acompañado de un periodista que hacía las veces de traductor, “yo me entrevisté con este señor y le comentó sobre nuestra iniciativa y le manifesté que teníamos la necesidad de un telescopio”.

Villaba señala que para agosto del mismo año recibieron una carta desde Villa Ballester, provincia de Buenos Aires, donde el periodista ofrecía donar un telescopio; “con mucho esfuerzo viajamos allí y resultó lo que hasta ahora nos está dando muchas satisfacciones. Es así que luego de arduas gestiones pudimos viajar a Buenos Aires a comprar un nuevo telescopio de última generación, que todavía no podemos utilizarlo en su totalidad por algunas cuestiones técnicas que prontamente serán solucionadas, y todos podrán apreciar el cosmos con este aparato de última generación”.

Villalba cuenta además que “tenemos la suerte de que nos visitan varias instituciones, desde colegios primarios a secundarios y público en general, como así también vienen vecinos de otras localidades, provincias y países”

En lo que es la infraestructura del Centro Astronómico, se puede observar que el observatorio es un cilindro de 14 metros de altura que incluye la cúpula donde está el telescopio, el que a su vez tiene una biblioteca y una Sala de Piedras, “y el patio donde están los planetas de nuestra galaxia en una escala considerable para poder apreciarlos. Además en otro sector hay una sala para conferencias y charlas educativas de 30 por 8.50 metros, con dos baños internos y una oficina que funciona como secretaría”.

Para contactarse con Miguel Villalba del Centro Astronómico de Villa Ángela y poder acceder a un día y hora para visitar el lugar, solo hay que llamar al teléfono 3735-446502.

Advertisement
VIAvillaangelahoy.com.ar
Compartir