La niña A.A. tiene custodia policial: es la principal testigo y aún no declaró

La niña de nueve años, que fue secuestrada el 20 de julio y apareció muy golpeada en un basural de la zona sur al día siguiente, continúa internada en el hospital Pediátrico y evoluciona favorablemente. Según confirmó a CHACO DIA POR DIA, el Jefe de Policía, Fernando Romero, la pequeña está con custodia policial. Aún no declaró debido a que todavía no está totalmente lúcida.

Foto: ilustración

A.A. tiene 9 años y fue secuestrada el 20 de julio por un sujeto en moto. 24 horas después apareció en un basural de Mac Lean al 4300, luego de que un grupo de niños la encontrara. Estaba muy golpeada: tenía escoriaciones en todo el cuerpo, fractura de cráneo y marcas de que la intentaron ahorcar.

Advertisement

Desde ese día está internada en la terapia intensiva del hospital Pediático. Si bien los primeros días estuvo muy grave, con respirador artificial, lo cierto es que su salud comenzó a mejorar: se le retiró el respirador y la gran cantidad de medicamentos que se le suministraba. Por el momento no recobró la lucidez y se espera que en las próximas horas se realice una resonancia magnética para determinar si hubo alguna lesión cerebral.

En declaraciones a CHACO DIA POR DIA, el Jefe de Policía, Fernando Romero, confirmó que desde el primer día de internación, la niña está con custodia policial. Es que además de ser la víctima en esta historia, es la principal testigo: ella podría individualizar quién o quienes la secuestraron y la golpearon brutalmente. Su testimonio, en este sentido, será clave.

¿Cómo sigue la causa? Por el momento hay tres detenidos: Alejandro Rodríguez, de 32 años; Ramón Sánchez, de 53 y el padre de la niña, C.S. Los dos primeros están sospechados de participar directamente en el secuestro y las posteriores torturas que sufrió la pequeña.

En el caso del padre, la fiscalía sospecha de que intentó entorpecer la investigación y por eso lo mantiene apresado. La madre de la niña también estuvo detenida por la misma razón, pero la fiscal Ingrid Wenner, decidió liberarla bajo palabra el viernes pasado. La defensora oficial, Lorena Padován, remarcó en este sentido que “no hay ninguna prueba” que relacione a los padres con el secuestro de la niña.

 

Advertisement
Compartir