Liberan a la madre de la niña secuestrada y brutalmente golpeada el fin de semana

La fiscal Rita Wenner dispuso la liberación de la madre de niña A.A., a través de una caución juratoria. La niña había recibido la visita de su progenitora a partir de un permiso judicial y su presencia le significó un cambio en su diagnóstico general.

La fiscal a cargo de la investigación, Rita Wenner, decidió este viernes conceder la libertad bajo caución juratoria a la madre de la niña de ocho años secuestrada y golpeada brutalmente el último fin de semana. Fue luego de que la propia Wenner autorizara a la mujer a concurrir al Hospital Perrando, en la tarde de este jueves, a visitar a su hija a quién no veía desde el día del secuestro.

Advertisement

Si bien en un primer momento se barajaba la posibilidad de que se le concediera la detención domiciliaria, finalmente la fiscal optó por concederle la libertad bajo palabra. En esta decisión pudieron haber influido las presentaciones llevadas a cabo por la defensora oficial Lorena Padován y la intervención del Comité de Prevención de la Tortura y la Secretaría de Derechos Humanos de Chaco, que se entrevistaron con la mujer detenida y elaboraron un informe en donde se daba cuenta de la “dolencia afectiva” que experimentaba en la unidad de detención de Villa Los Lirios y, a su vez, efectuaba recomendaciones en base a las Reglas de Bangkok referida a la perspectiva de género aplicada a personas privadas de la libertad y que fuera elevado al procurador Jorge Canteros.

La niña, que se encuentra internada en estado grave pero estable, habría reaccionado favorablemente ante la visita de su madre, lo que también pudo haber incidido en la decisión de la funcionaria del Ministerio Público. Otro de los elementos que habrían inclinado la balanza a favor de la liberación de la mujer es la situación de los otros cinco hijos, quienes quedaron a cargo de su hija mayor de 21 años que, además, tiene un bebé propio de cinco meses. Una de las hermanas de la niña golpeada aún se encuentra en edad lactante y desde la detención de su madre no había podido alimentarse con normalidad.

Hasta este viernes la madre se encontraba detenida e imputada, al igual que su pareja, por presunta obstrucción a la justicia y encubrimiento agravado ya que, según los investigadores, ambos conocerían la identidad de la persona que secuestró y agredió a la niña. Sin embargo, su defensora Lorena Padován aseguró que “no hay ninguna prueba que los relacione con el secuestro de la niña”.

Advertisement
Compartir