La madre de Abril fue autorizada a visitarla y en las próximas horas obtendría prisión domiciliaria

Tras la intervención del Comité de Prevención de la Tortura y la Secretaría de Derechos Humanos, la fiscal Rita Wenner, autorizó a Sandra Aguirre, por primera vez, a visitar en el Hospital Perrando a la niña secuestrada y agredida brutalmente días atrás. Según pudo saber este portal, en las próximas horas podría hacerse lugar a la detención domiciliaria

Luego de la ampliación de la declaración indagatoria de los padres de la niña secuestrada y agredida brutalmente el pasado 20 de julio, este jueves por la tarde la fiscal Rita Wenner autorizó a su madre a visitarla en el Hospital Perrando donde se encuentra internada, según el último parte médico, en estado grave pero estable. Según pudo saber este portal, las indagatorias continuarían este viernes y existe la posibilidad de que se conceda la detención domiciliaria a la madre de la niña, tras un planteo de la defensora oficial Lorena Padován y la intervención del Comité de Prevención de la Tortura y la Secretaría de Derechos Humanos que este jueves se entrevistaron con el procurador Jorge Canteros.

Advertisement

Personal del Comité de Prevención de la Tortura y de la Secretaría de Derechos Humanos se entrevistó este miércoles con la madre de la niña y elaboraron un informe con una serie de recomendaciones sobre la aplicación de las Reglas de Bangkok basadas en la perspectiva de género para personas privadas de su libertad. El informe también fue elevado al procurador Canteros.

En el informe se detalla la situación de “dolencia afectiva” de la mujer que se encuentra detenida en una unidad de Villa Los Lirios y que hasta ayer se encontraba impedida de tomar contacto y conocer el estado de salud de Abril y de sus otros seis hijos, uno de los cuales aún se encuentra en edad lactante, quienes quedaron a cargo de su hija mayor de 21 años, que a su vez tiene un niño de cinco meses y debe solventar los gastos para el cuidado de los mismos.

Tanto la madre como el padre de Abril se encuentran detenidos e imputados por presunta obstrucción a la justicia y encubrimiento agravado ya que, según los investigadores, ambos conocerían la identidad de la persona que secuestró y agredió a la niña. Sin embargo, su defensora Lorena Padován aseguró que “no hay ninguna prueba que los relacione con el secuestro de la niña”.

Advertisement
Compartir