Nievas habló por primera vez tras su liberación y anticipó que el lunes reasumiría la intendencia de Castelli

Luego de ser liberado tras ocho meses de permanecer detenido en una causa en la que se encuentra procesado por lavado de dinero, Alberto Nievas habló por primera vez y adelantó que el próximo lunes podría reasumir en su cargo de intendente de la ciudad de Juan José Castelli,

Alberto Nievas, en la sede del Juzgado Federal de Resistencia Foto: archivo

“No hay faltante de dinero, no hay problemas que puedan endilgar lavado de dinero. Si hay una desprolijidad, puede ser en la adjudicación a esta empresa que está siendo investigada”, sostuvo este jueves Nievas, en declaraciones a La Radio 104.7. En ese sentido, aseguró que “la principal acusación que se me endilga es haber adjudicado una obra de 100 viviendas a una empresa que está dentro de esta investigación”.

Advertisement

Así, el jefe comunal de Castelli en uso de licencia, reconoció que “puede haber desprolijidades en la ejecución, es un plan de 100 viviendas del año 2015. El IPDUV certificó que se ejecutó el 68 por ciento, hay 42 viviendas terminadas con vecinos viviendo, otras 19 próximas a entregarse y las otras que están en ejecución en distintas etapas que no se continuaron porque la empresa la discontinuó por obvias razones”.

Nievas adelantó que este viernes viajará a la ciudad de Castelli y prevé reasumir su cargo -que ocupa provisionalmente el presidente del Concejo Pio Sander- el próximo lunes. “Para mí es una felicidad enorme poder volver, con las mismas ganas, con los mismos objetivos que no es otro que mejorar el lugar donde vivimos. Esa es una tarea de todos pero quiero convertir los enojos, las críticas y el descontento en factores de trabajo, de cambio, para mejorar todo lo que haya que mejorar en Juan José Castelli”, sostuvo, tras recuperar su libertad el martes último luego de garantizar una caución real de cinco millones de pesos.

El jefe comunal aseguró que “me van a encontrar caminando todas las calles de mi pueblo, dispuesto a contarle a cada uno de los vecinos lo que sucedió porque no hay nada que esconder. Al contrario, regreso sin odio, sin resentimientos y con la comprensión de que algunos vecinos puedan haber sucumbido a la crítica ligera, amplificada por algunos que por ahí sólo ven oportunidades personales”.

“A los que injustamente me injuriaron, simplemente mi perdón, este es un mal trago que uno pasa y hay que continuar trabajando por nuestra ciudad, por nuestros vecinos”, sostuvo.

Advertisement
Compartir