El rebote del PBI no llega al empleo: en 2019 ya se perdieron casi 100 mil puestos registrados

Mientras desde el Ministerio de Hacienda se señala que la economía creció un 2,6% en mayo luego de 12 meses seguidos de recesión, en tanto la mejora intermensual fue de sólo el 0,2%; lo que sugiere que no se trata de un fuerte rebote sino de un mero efecto estadístico al comparar con el muy mal mayo de 2018. En el Gobierno nacional argumentan que la mejora se va a ver con cierto rezago, pero los empresarios anticipan una nueva caída el próximo mes.

Búsqueda de empleo.

El rebote económico del 2,6% de mayo que se dio a partir de la estabilidad cambiaria de los últimos meses no parece ser la realidad del mercado de trabajo argentino que acumula una destrucción de 94.300 empleos en blanco en lo que va del año.

Advertisement

A nivel interanual, la merma alcanza los 217.000 puestos laborales, pero supera los 300.000 al contabilizar el inicio de la tendencia negativa que comenzó en enero del 2018. Según los funcionarios de la cartera, este alarmante panorama que empeora mes a mes, refleja “un escenario de estabilidad” y aseguran que todavía no se han visto mejoras relevantes, porque actúan “con cierto rezago”.

Esto sugiere que la economía se mantiene estancada y solamente arroja números positivos por un simple efecto estadístico al comparar con un muy mal mayo del 2018, período en el cual la caída alcanzó el 4,8%.

Es por eso que sostienen que en vez de hacer comparaciones contra el mismo mes del año anterior, hay que ver la evolución intermensual. Sin embargo, el sendero tampoco se altera siguiendo esta metodología. De acuerdo a los propios datos oficiales, en mayo se reportaron 16.800 empleos menos que en abril.

De este universo, el peor cuadro se hace presente en los asalariados del sector privado con una contracción de 36.000 vacantes, seguido por los monotributistas sociales (-3.400). En el sentido opuesto, puede verse un repunte del sector público (16.500), de los monotributistas generales (6.100) y de casas particulares (1.600), rubros que usualmente no se los asocian a “empleo de calidad”.

Dentro de los asalariados privados, las ramas más afectadas en términos intermensuales fueron “Industria” (-8.600 vacantes), “Comercio” (-5.600) y “Agricultura” (-6.600). Por el contrario, sólo se ve un crecimiento en “Enseñanza” (1.700) y de escasos 100 puestos de trabajo en “Minas y canteras”.

Por otro lado, los datos de la cartera de Dante Sica mostraron una nueva baja del salario real, aunque en una proporción menor en relación a los últimos cuatro meses. Mientras que en diciembre la remuneración real promedio había retrocedido un 9,8% a nivel interanual, en esta oportunidad lo hizo un 8,9%, acumulando once meses de caídas consecutivas.

Finalmente, la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) tuvo su segundo mes positivo respecto a la expectativa de futuras contrataciones. En mayo, el 90,8% de las empresas encuestadas espera mantener estable sus dotaciones para los próximos tres meses, un 5,2% proyecta aumentarla y un 4% considera que su dotación disminuirá, dando un saldo de 1,2% que de todos modos es mínimo en términos históricos y no augura una expansión del empleo.

De hecho, esta misma encuesta indica que según los empresarios el empleo caerá el próximo mes, tanto a nivel general como en la mayoría de las jurisdicciones (salvo Bahía Blanca y Mar del Plata), en casi todas las ramas de actividad (excepto servicios financieros) y en todos los tamaños de empresas (a excepción de las más grandes).

Advertisement
VIAlapoliticaonline.com
Compartir