Violencia al volante: “Tiene que ver con la tensión de la gente que maneja, que no está preparada”

Con diversos ejemplos, definió Araceli González, psicóloga de Tránsito, los últimos acontecimientos que tomaron notoriedad a nivel nacional, y algunos con víctimas fatales. Dijo en CIUDAD TV que “hay que cambiar comportamientos que están arraigados culturalmente”, y también apunto al desempeño que, "“hay que cambiar el modo de la gente que está encargada de controlar y sancionar”.

Conductor violento. (Foto de archivo)

Recientemente, en Buenos Aires un conductor karateca mató a golpes a un chofer de taxi. En otro incidente, jóvenes pelean con un colectivero, y otro conductor hiere de un balazo a un automovilista. Ante estos y otros hechos similares, Araceli González afirma que “hay nivel de agresividad a nivel mundial. Son casos más frecuentes que otros. Tienen que ver con el estado de tensión de la gente no está preparada para eso, el manejar en ese estado“.

Advertisement

La psicóloga de Tránsito consideró que, “siempre dicen que todos tienen la culpa menos yo. Pero si no hacemos un mea culpa, nunca vamos a cambiar comportamientos que están arraigados culturalmente”.

Aseverando luego que, “tenemos que ver las cuestiones culturales”, y mencionó el uso de la bocina, por ejemplo, que depende del lugar donde se utilice. Recordando que “las luces se usan para direccionar; sino, ¿cómo indicás que maniobra vas a hacer?”; y añadió que “en Europa no están acostumbrados a usar la bocina todo el tiempo, por eso cuando aparece un conductor agresivo es un caso que adquiere relevancia y consideración”.

Araceli González, psicóloga de tránsito, en “Tarde de Ciudad”.

En cuanto a las reacciones violentas, sostuvo que, “tiene que ver con las características de los conductores. González planteó un doble interrogante: ¿Están preparados para estar frente al volante? ¿Tienen derecho a pedir la licencia y hay obligación de entregárselas?”; especificando que “más allá de las evaluaciones psicológicas, hay que ver si están capacitados los profesionales que toman los exámenes para evaluar si los postulantes serán conductores de calidad”.

Por otro lado, informó que “en los últimos congresos sobre Seguridad Vial, se habla de que cuando hay un otorgamiento masivo de licencias el sistema falla”; indicando que sólo la mitad de los que la solicitan deberían tener licencia”. Haciendo referencia que “en Alemania trabajaron en esto desde la década del ’40. En Bélgica, cuando encuentran a una persona con alcoholemia positiva, se les retiene la licencia y tienen que pasar por programas de reacondicionamiento conductual que van de 4 a 6 meses”.

Más adelante, dijo que “Colombia es el primer país latino que tiene una ley que habla de autos, comportamientos y conductas, y aun así tiene el mismo índice de víctimas que nosotros. Yo siempre comparo a Argentina, Colombia y España, porque tienen la misma cantidad de población; y, sin embargo, Colombia tiene muchas más muertes pese a contar con muchas leyes específicas”.

Entre los factores a cambiar en la gente que maneja, asegura que está, “la soberbia, en la necesidad de pensar que todos somos iguales, y no que siempre tenemos la prioridad. Tenemos que convivir, porque todo tiene que ver con una cuestión de sentido común”.  Concluyó afirmando que, también “hay que cambiar el modo de la gente que está encargada de controlar y sancionar”.

Advertisement
Compartir