Silvana Azula: “El próximo intendente de Barranqueras, que espero ser yo, va a ser el del progreso”

La recientemente electa candidata a intendente de Barranqueras por la alianza Chaco Somos Todos, hija de la actual mandataria comunal portuaria, dijo en CIUDAD TV que fue determinante el voto independiente y que las internas movilizaron a la UCR. Resaltando que, de ser electa en octubre, habrá un cambio importante en la recaudación municipal y la gestión venidera será la de la obra pública.

La elección interna del último sábado, “fue una jornada digna de la democracia. Gracias a Dios hemos resultado triunfantes, y una vez más la comunidad de Barranqueras ratifica la gestión que viene desarrollando Alicia Azula (su madre)”, analiza en principio Silvana Azula.

“Fue una cuestión muy compleja, era su cuarto mandato”, dijo refiriéndose a la actual intendente; revelando que, “gran parte del equipo que hoy me acompaña en el Concejo viene formando parte de la gestión. Después de mucho diálogo, debo agradecer la generosidad que tuvieron hacia mí y última incorporación al proyecto, para demostrar a la comunidad que toda la gestión municipal estaba a reaseguro”.

La flamante candidata radical estimó que “eso es lo que se vio el sábado. Muchos quisieron criticar que siempre son los mismos, y nosotros decimos siempre los mismos gracias a Dios”. Sobre el acto eleccionario, afirmó que “no tuve mucho tiempo para mirar el detalle, pero hubo una gran participación del independiente, fue el elector que definió nuestra interna partidaria. En lo personal estoy muy contenta, porque las internas son sanas y consideramos que movilizan al partido y al afiliado radical. No fue fácil y uno siempre tiene incertidumbre”.

Mirando hacia adelante, Silvana Azula destacó que “ahora arrancamos, con toda la mochila de las responsabilidades y obligaciones, para estar a la altura de las circunstancias”. Y anunció que “una de las cosas fundamentales que voy a hacer es sentarme sobre la caja, como dice mi madre, para fijar prioridades. Porque ser la tercera ciudad a veces no se ve reflejado en la recaudación”.

Anunció también su intención de “involucrar a la comunidad en la gestión de gobierno, mucho más que ahora. Hace 6 o 7 años que tenemos un programa ‘Barranqueras Ciudad Limpia’, y a veces el vecino no se apropia de la obra. Eso no nos permite avanzar un poco más rápido. El próximo intendente – ojalá sea yo – va a ser el del progreso, el de la obra pública”.

Azula es optimista en cuanto a que “a partir de la gestión que viene va a mejorar la cuestión de la recaudación, y quien dirija tiene que ser alguien honrado”. Consideró como “inminente el inicio de la obra de 50 cuadras de pavimento, porque necesitamos la obra de infraestructura urbana. Solo queda eso, porque en un montón de otras políticas Alicia Azula sentó las bases, y hay varias a profundizar y otras a corregir, y ahí va a estar el equipo. Y si la comunidad se involucra se podrán materializar muchas cosas”.

Silvana Azula confiesa que tiene 37 años, “soy divorciada y tengo un hijo de 8 años. Vivo en pareja, y soy la segunda de 5 hermanos; y empleada de planta de la administración provincial. Viví 4 años en Buenos Aires y en 2007 volví al Chaco y vengo intentando llegar a formar parte del equipo de Alicia Azula. Pero no fue fácil”.

Agregando que, “en el 2015 debo agradecer al ex gobernador Capitanich que firmó el decreto de adscripción para ir a trabajar a Barranqueras. A fines de ese año fui designada Coordinadora de Gabinete, y luego tuve que hacerme cargo de la Secretaría de Desarrollo Social por fallecimiento de su titular. Luego volví a la Coordinación de Gabinete”.

Concluye indicando que “siempre fui de estar al lado del problema y no atrás del escritorio. Creo que la comunidad lo reconoce y en Barranqueras nos conocemos todos”; e insistió en señalar que está firmemente decidida a dar continuidad y mejorar la múltiple gestión de su madre Alicia.

Compartir