El PO chaqueño presentó a sus candidatos a legisladores nacionales para la fórmula Del Caño- Del Pla

Este viernes, en conferencia de prensa, el diputado provincial Aurelio Díaz, candidato a Gobernador del Partido del Obrero, presentó a los candidatos a diputados y senadores nacionales. El docente Juan García encabezará la lista de postulantes para a Cámara Baja; mientras que Samanta Salas hará lo propio pero para el Senado. En ambos casos, acompañando la fórmula del Frente de Izquierda y los Trabajadores – Unidad, Nicolás del Caño - Romina del Pla.

 

Tras la presentación a cargo del diputado y candidato a gobernador Aurelio Díaz, el candidato a legislador nacional Juan García aseguró que “la crisis descomunal que atraviesa la clase obrera tiene como causas principales al pago de la deuda externa usuaria del FMI y a los acuerdos del PJ y la UCR que votaron las leyes de ajuste al gobierno de Macri. Esta política agravó una situación social que ya era crítica en el Chaco, y que ahora llevó a que haya 500.000 chaqueños bajo la línea de pobreza y 125.000 bajo la línea de indigencia, que no comen todos los días”. Y añadió que, “mientras tanto, por día el pago a la banca, y al Fondo Monetario Internacional se lleva más de 2 mil millones de pesos por día, con esos fondos se pueden hacer más de 1000 viviendas diarias. El conjunto de los partidos patronales va a estas elecciones a garantizar el pago de esta deuda impagable a costa del hambre del pueblo argentino. Esto vale para Macri pero también para Alberto Fernández, a quien Cristina entregó la candidatura presidencial por ser un hombre de confianza de los banqueros internacionales”.

Asgeuró que, de ocupar una banca, “planteamos poner por delante las necesidades de trabajo, vivienda, salud y educación de los trabajadores, y para esto es necesario romper con el Fondo Monetario, investigar la deuda, que es ilegitima y fraudulenta, para cesar este pago que es una sangría para el país”.

Por su parte, Samanta Salas señaló que “este plan de ajuste desde el gobierno nacional y provincial programado desde el FMI golpea duramente sobre todo a las mujeres ya que nos someten a las peores condiciones de vida impidiendo asumir una maternidad digna sin posibilidades de acceder a la vivienda y al trabajo, con salarios de miseria, sin contención hacia las mujeres violentadas en los barrios y pueblos de la provincia, con el crecimiento de abuso sexual infantil, con salitas y hospitales públicos donde faltan ambulancias, medicamentos y anticonceptivos lo cual significa condenar de miles de mujeres al aborto clandestino”.

“Los mismos dirigentes que dicen respetar los acuerdos con el FMI a costa del hambre de nuestros chicos dicen defender la vida, hay que terminar con esta hipocresía y reconocer que los derechos de las mujeres son necesarios para una sociedad democrática. No lo dice solo el Partido Obrero sino las millones de mujeres que durante el 2018 luchamos por la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo, los gobernadores y senadores negaron este derecho y fueron más allá, también negaron la interrupción legal del embarazo a niñas violadas, una ley que existe hace 100 años en nuestro país”, indicó.

Aseguró que para evitar el abuso sexual infantil, “proponemos que la educación sexual integral laica y científica en todas las escuelas y todas las semanas; para erradicar la violencia de género debemos desarrollar un consejo autónomo de la mujer electo por mujeres, financiado desde el estado y que administre los diferentes programas de contención y para poner fin al aborto clandestino proponemos legalizar la interrupción del embarazo”.

Denunció que “el Gobierno quiere comprar con prebendas el apoyo de las iglesias evangélicas, pagándoles las facturas de luz, cuando miles hogares pobres no llegan a fin de mes y deben pagar más de 3000 pesos mensuales” y cerró: “Contra los partidos del hambre y la miseria, y del sometimiento de las mujeres, proponemos un gobierno de los trabajadores”.

Compartir