Con Massa como precandidato presidencial o a diputado nacional, el Frente de Todos sería el más votado en las PASO

Según un relevamiento de la consultora Federico González y Asociados, si Sergio Massa compitiera por dentro de la Primaria del 11 de agosto como precandidato presiencial, el Frente de Todos lograría el 48 por ciento de los votos contra el 29,7 del oficialista Juntos por el Cambio. En tanto, si fuera precandidato a diputado nacional, lograría 42,1 por ciento versus la fórmula Macri-Pichetto que ascendería a 32,5%

La consultora evaluó dos escenarios hipotéticos de cara a la definición de listas del próximo sábado 22 de junio: el primero, con Sergio Massa como precandidato presidencial dentro de la Primaria del “Frente de Todos” enfrentando al binomio Alberto Fernández – Cristina Fernández de Kirchner. El otro, con Sergio Massa como precandidato a diputado nacional por la Provincia de Buenos Aires y posible presidente de la Cámara de Diputados de la Nación. En ambos escenarios, el frente electoral que cosecharía más votos el 11 de agosto sería el Frente de Todos. Sin embargo, en el caso del segundo escenario se perdería un caudal de votos que podría poner en peligro un triunfo en las generales.

Advertisement

El sondeo fue realizado entre el 12 y el 15 de junio pasado en una muestra que incluyó 1600 casos con encuesta mixta presencial en el AMBA y telefónica en el interior del país.

Escenario 1: Massa, precandidato a presidente

En el caso de que Massa sea precanditato presidencial, el Frente de Todos obtendría el 48 por ciento de los votos en las PASO del próximo 11 de agosto, que surgiría de integrar los 33.9% que obtendría la fórmula “Alberto Fernández-Cristina Kirchner” más el 14.2% que alcanzaría el representante del Frente Renovador. En este escenario, la fórmula Macri-Pichetto lograría un 29,7 por ciento, mientras que la de Consenso Federal representada por Lavagna-Urtubey cosecharía 11,4% de intención; Espert (5%) y el FIT (4,6%).

Escenario 2: Massa, precandidato a diputado nacional

En este escenario el “Frente de Todos” expresado solo a través de la fórmula “Alberto Fernández-Cristina Kirchner” (aunque incluyendo a Sergio Massa como precandidato a diputado nacional) vuelve a encabezar la intención de voto pero ahora con 42.1%, aventajando a la fórmula “Mauricio Macri- Miguel Ángel Pichetto” que mejoraría su desempeño ascendiendo a 32.5%.

En consecuencia, la brecha entre el “Frente de Todos” respecto de “Juntos por el cambio” se achicaría ahora a alrededor de 9 puntos porcentuales (casi a la mitad del 18% verificado en el escenario anterior).

Los anteriores guarismos revelan que del 14.2% que obtendría Sergio Massa en caso de que compitiera como precandidato a presidente (escenario 1), un 8.3% quedaría dentro del “Frente de todos”, mientras que el resto se transferiría transversalmente así: 2.8% a “Macri-Pichetto”; 1.7% a Lavagna-Urtubey; 0,2% a José Luis Espert; 0.9% a “del Caño –Del Plá”; 0.4% a “otras fórmulas”.

Por su parte, la fórmula de Consenso Federal vuelve a ubicarse en tercer lugar, con 13.1%, es decir mejorando su desempeño electoral en casi dos puntos.

Potencia electoral 

Entre sus conclusiones, el consultor consideró que en términos de “potencia electoral”, la conformación del “Frente de Todos”, basada en la alianza entre el kirchnerismo y el Frente Renovador de Sergio Massa, se revela como una coalición exitosa, ya que amplifica ostensiblemente la brecha electoral entre un peronismo unido y el oficialismo.

No obstante, advierte que se revela también que la apertura de una PASO donde Sergio Massa compitiera como precandidato a Presidente contra la fórmula “Fernández –
Fernández”, representa una opción claramente favorable para las chances del espacio. En efecto, el efecto aditivo de las principales fuerzas integrantes pondría al “Frente de Todos” casi al borde de anticipar un triunfo en primera vuelta (al superar el 45% de los votos).

En cambio, la alternativa de resignar la candidatura de Sergio Massa relegándolo como diputado nacional, si bien continúa siendo competitiva, deja al “Frente de todos” en una zona peligrosa, al instaurar un eventual ballotage de final abierto e incierto.

 

 

Advertisement
Compartir