Capitanich propuso diseñar estrategias concretas para revertir “el ajuste brutal en la construcción”

Continuando con conversatorios con distintos integrantes de la sociedad civil, el intendente Jorge Capitanich se reunió este miércoles, en la sede de la Fechaco, con representantes del sector de la construcción para tomar conocimiento sobre el estado de situación actual, así como para analizar alternativas y estrategias de resolución ante el duro escenario de crisis que se vive a nivel nacional y provincial.

Marco importante en el encuentro de Capitanich con sectores de la construcción.

Durante el encuentro, donde participaron más de 90 personas, el ex gobernador aseguró que la situación actual es caótica por la crisis financiera existente y por el agravante de los factores climáticos adversos que afronta la provincia.

“A esto hay que sumarle la no transferencia de recursos nacionales, el mal tiempo que afecta a las cooperativas, a las pymes, a los ladrilleros, a las empresas y a los trabajadores”, agregó.

Además, resaltó la casi nula ejecución de obras con financiamiento nacional, que fue el detonante de una caída abrupta del sector desde diciembre del 2015, luego de años de un boom de la actividad producto de la transferencia nacional sin precedentes. De 7 mil viviendas que debieron haberse terminado, solamente se concluyeron cerca de 2 mil y aún queda en proceso de construcción unas 5 mil.

“La industria de la construcción había llegado a tener más de 15 mil empleos privados formales en agosto del 2015 y hoy no alcanzan los 3 mil, lo que deja bien en claro que estamos ante una crisis terminal del sector”, manifestó.

El actual jefe comunal capitalino explicó que durante la reunión se avanzó en el diseño de una estrategia que permita utilizar desde propuestas concretas a nivel nacional para que distribuya como debe ser los fondos a las provincias, así como distintos mecanismos para implementar un sistema de moneda digital y letras de trabajo para reactivar la industria de la construcción.

“Hay que generar un instrumento para que en la primera fase del modelo permita establecer una moneda de transacción que a su vez genere reactivación inmediata”, explicó Capitanich.

Agregando que estas propuestas tienen que estar acompañamiento del Nuevo Banco del Chaco a través del apalancamiento por medio de créditos hipotecarios con la afectación de fondos específicos para implementar un mecanismo de intervención para que el coeficiente de variación salarial y la tasa de interés pueda ser cubierto con un fondo que permita la reactivación de la construcción.

Los distintos sectores que participaron de la reunión y pudieron expresarse, se coincidió en que la crisis es general y aguda, por lo que plantearon distintas alternativas de resurgimiento para que sean tenidas como plataforma de campaña. Es por eso que se analiza trabajar en conjunto a través de una mesa de trabajo que se reuniría cada 15 días para analizar propuestas concretas.

“El ajuste en la industria de la construcción ha sido brutal y permite visualizar equipos ociosos, trabajadores desocupados y comercios afines que han reducido sus ventas perjudicando directamente la economía de los chaqueños”

Participaron también de la reunión, el titular de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA) Filial Chaco, Tiburcio Fernández; Roberto Medina, Fabricio Bolatti, Mariano Brahim, Gustavo Cicik, Sebastián Lifton; el decano de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo, Miguel Barreto; el decano de Ingeniería, José Basterra; representantes del Consejo de Agrimensores y Arquitectos, gasistas matriculados, del sindicato de ladrilleros y de la Asociación de la Pequeñas y Medianas Empresas del Chaco (APYMEC).

Compartir