Inusual medida de la Justicia: por molestar al personal, le prohibieron el acceso al hospital de Las Breñas por seis meses

Por un reclamo del personal del hospital local, la jueza de Faltas de Las Breñas, Gabriela Ponce, le prohibió a un sujeto el ingreso al nosocomio por el término de seis meses. Fue debido a las reiteradas situaciones de violencia que protagonizó al intentar conseguir psicofármacos.

La Justicia de Faltas de Las Breñas tomó en los últimos días una inédita decisión: le prohibió el acceso al hospital local a un sujeto tras protagonizar hechos de violencia. La medida la tomó la jueza Gabriela Ponce tras un reclamo del personal del nosocomio. Aclaró que no se vulneran derechos ya que de necesitar atención médica, el hombre podrá ser atendido sin inconvenientes.

Según publicó el portal Las Breñas Desde el Aire, la prohibición de la Justicia de Faltas local se produjo luego de que un hombre protagonizara hechos de violencia en el Hospital  “9 de Julio”, tras intentar de manera infructuosa conseguir psicofármacos. Posteriormente, fue detenido por la policía y trasladado a la comisaría.

A raíz de esto, se labraron las actuaciones judiciales y tomó intervención la Jueza de Paz local, Gabriela Ponce quien determinó como medida la “prohibición de concurrir al Hospital local por el término de seis meses”.

En declaraciones a CHACO DIA POR DIA, la jueza Ponce explicó que “esta es una persona que fue a causar un desorden en el hospital y uno de los empleados del hospital hizo la denuncia y pidió que no se le deje ingresar a esta persona porque las veces que va causa problemas”.

“Esta es una persona que adicta y fue a pedir neurozepan (tranquilizante y ansiolítico) para dormir. Dijo que un doctor del hospital le había recetado en su momento ese medicamento.  Y cuando le dijeron que no había en farmacia se alteró y comenzó a causar desórdenes y problemas”, contó. “El Código de Faltas nos habilita para poner una prohibición de una concurrencia a un lugar cuando los problemas se han originado en el lugar”, añadió.

Al ser consultada respecto de qué pasaría si el hombre en cuestión tiene una emergencia o simplemente necesita ser atendido, Ponce aclaró que se lo debe atender como un paciente regular.

“Si tiene un problema de salud, puede ir al hospital. Lo que no se le autoriza es ingresar para ir a la farmacia o para pedir el turno para otra persona porque lo que él me dijo era eso, que necesitaba ir para pedir turnos para su hijo. Le dije que vaya otra persona porque él va y causa problemas”, aclaró y remarcó que “no se lesionó ningún derecho”.

Compartir