Cabildo Abierto contra los recortes en el CONICET: “Un país sin ciencia no tiene futuro”

Becarios, investigadores, administrativos, docentes volvieron a manifestarse contra el recorte en el presupuesto a la Ciencia y Técnica, que se profundizó a lo largo de estos años. Lo hicieron con un Cabildo Abierto en el Instituto de Investigaciones Geohistóricas. Este lunes, en los estudios de CIUDAD TELEVISIÓN, hicieron referencia a un recorte que sólo afianzó el deterioro de un sector fundamental para el desarrollo de un país.

Daniel Roa, administrativo y delegado de ATE y Raúl González, investigador, ambos del CONICET, participaron el miércoles pasado de un Cabildo Abierto que realizaron en el Instituto de Investigaciones Geohistóricas, unidad ejecutora del CONICET de Resistencia, donde concentraron distintos sector de la ciencia y teconología local, investigadores, becarios, administrativos, docentes, en el marco de una actividad que se realizó en todo el país para visibilizar y dar continuidad a un plan de lucha que inició a finales de 2016 con la toma del Ministerio de Ciencia y Tecnología en Buenos Aires, “una toma histórica que duró cerca de una semana y fue la punta del iceberg del ajuste en Ciencia y Técnica que siguió profundizándose año tras año”. “Seguimos luchando y esta fue una actividad más en medio de esa lucha que lleva casi cuatro años por el ajuste que viene implementando respecto al presupuesto la actual gestión de Mauricio Macri”, manifestaron.

Protesta en el Instituto de Investigaciones Geohistóricas, unidad ejecutora del CONICET de Resistencia. (Foto: Miriam Domínguez)

Reconocieron que uno de los mayores problemas derivó del cambio de rango, de pasar de Ministerio a Secretaría, tanto por la cuestión presupuestaria como por el ordenamiento en la estructura.

Mencionaron además la renuncia de la investigadora Dora Barranco, ahora exmiembro del Directorio del CONICET y el llamamiento a la unidad del sector trabajador “para empezar a plantear una propuesta hacia la Ciencia y Técnica y reflejar la problemática que tenemos”. “A raíz de eso  sale este Cabildo Abierto del miércoles pasado donde claramente se está planteando el desguace del CONICET muy parecido a lo que pasó en los 90 y en el 2001. La última movida fue que quisieron pasar al CONICET a las universidades, cuando también estamos desfinanciados”.

Protesta en el Instituto de Investigaciones Geohistóricas, unidad ejecutora del CONICET de Resistencia. (Foto: Miriam Domínguez)

EL CONICET cuenta con una planta de alrededor de más de 1000 investigador. Cuenta con las cuatro grandes áreas del conocimiento: Ciencias Sociales y Humanidades, Ciencias Agrarias, Ingeniería y de Materiales; Ciencias Biológicas y de la Salud y Ciencias Exactas y Naturales. “El CONICET es importante en términos sociales porque dedica un montón de tiempo a realizar investigaciones que impactan en cuestiones sociales, algunas más importantes y visibles”, recalcaron y consideraron: “Fuimos los científicos sociales unos de los más atacado con este recorte”.

Para ambos militantes, “un país sin ciencia no tiene futuro”. “Con este recorte hubo proyectos de investigación que hace más de 15 años que se estaban haciendo y al no haber refinanciamiento hasta pagar una boleta de luz en os institutos se cae. Y todos esos procesos de investigación se cayeron”, comentaron. “Esto fue en el transcurso de tres años, cuando desde Néstor Kirchner y luego Cristina Fernández la ciencia y la técnica había reactivado, tuvimos satélites. Eso es inversión en el futuro, Conectar Igualdad. Y ahora, en tres años casi nos desaparecen”. “Ni Menem fue lo drástico que es Macri, fue un proceso, pero acá nos mataron”.

 

Compartir