Liberan bajo fianza a un acusado por abuso sexual infantil; desesperado pedido de justicia de la familia de la víctima

La niña tiene 12 años y habría sido sometida por el hombre de 24, del entorno familiar, cuando tenía 10. Logró dimensionar el hecho luego de una clase de Educación Sexual Integral y lo contó a su madre. Tras la denuncia, la causa recayó en la Fiscalía N°6 que atiende Roberto Villalba. El hombre estuvo detenido en la comisaría Tercera y el jueves 28, con el cambio de carátula, la jueza Mercedes Pereyra fijó una multa en pesos y lo liberó.

A.E.C.G., de 24 años, fue denunciado el 11 de marzo pasado ante la Unidad Descentralizada de Atención a la Víctima y el Ciudadano por una pareja allegada, por el posible abuso sexual de su hija que hoy tiene 12 años. El hecho habría ocurrido hace un año y medio atrás, cuando la niña tenía 10. Este año, luego de asistir a varias clases de Educación Sexual Integral asimiló lo ocurrido y pudo transmitirlo a su madre.

La causa recayó en la Fiscalía N°6, que encabeza Roberto Villalba y fue caratulada como “Abuso Sexual con acceso carnal”. La niña fue sometida a Cámara Gesell y la evaluación determinó “indicadores emocionales asociados a vivencias traumáticas de índoles sexual vergüenza inhibición por su cuerpo tristeza manifestación de angustia, fallas en la memoria, sentimiento de culpa, encierro y aislamiento y desconfianza en adultos”. También el examen médico forense resultó compatible.

Con fecha 25 de marzo de 2019, el fiscal Villalba elevó el pedido de alojamiento al jefe de la Comisaría Tercera de Resistencia, cuando se produjo finalmente la detención. Tres días después y luego del cambio de carátula a “Abuso Simple”, la jueza María de las Mercedes Pereyra ordenó que se libere al acusado y determinó una multa de $40 mil pesos con los que el presunto abusador de menores recuperó su libertad.

“Hemos sometido a nuestra hija a un montón de estudios, hicimos todo por la vía legal para que ahora una jueza lo deje salir como si nada”, exclamó el padre de la niña que acudió a CHACO DÍA POR DÍA para dar a conocer la situación que atraviesan.

Comentó que el hombre trabaja en una conocida empresa de telefonía con asiento en Resistencia y advirtió que su rol es atender reclamos a domicilio, en la capital chaqueña y el interior provincial. “Esta jueza dejó libre  a un empleado (…) que abusó sexualmente de mi hija con acceso carnal, con secuelas para toda mi familia. Existen pruebas de informes médicos y psicológicos. Nos sometieron a mi familia a millones de procesos y la jueza lo deja libre”. “Tiene 12 años de edad, tiene pesadillas pensando que este tipo la va atacar y traumas que ahora serán para toda su vida, sin mencionar el daño irreparable a nuestra familia”, fue el pedido desesperado de un padre que clama por justicia.

Compartir