Se suspendió Defensores-Cambá Cuá por incidentes y la definición quedó en suspenso

El árbitro Guzmán cortó el juego a los 28’ del primer tiempo, cuando se suscitó una batalla campal entre simpatizantes del equipo de Puerto Vilelas y allegados al “rojo” correntino en una de las tribunas del estadio de Chaco For Ever. Ambos equipos disputaban un encuentro de la última fecha clasificatoria del Torneo Federal Regional Amateur. El "espectáculo" - lamentable - tuvo lugar fuera del verde césped.

Otro escándalo en una cancha chaqueña.

Cuando se esperaba que las “rispideces” se observaran dentro del rectángulo de juego, por lo que estaba en disputa entre. Porque en una de las tribunas del coqueto estadio de For Ever, un cruce entre barras del club chaqueño y simpatizantes/allegados del equipo correntino, desembocó en la (tardía) intervención de la Policía, que para disuadir los incidentes arrojó gases.

Esto provocó que se descompensaran algunos jugadores de Cambá Cuá, aunque el más “afectado por la toxicidad de los gases” parecía ser Jorge Almirón, según explicó a época el medico designado para la cobertura del evento deportivo, Dr. Mariano Jerez.

Fue el propio Jerez quien le indicó al árbitro Ramón Guzmán que Almirón no estaba en condiciones de continuar el partido, por lo que el joven juez oriundo de Sáenz Peña – secundado por sus coterráneos Cristian Gómez y Horacio Gómez – decidió suspender el encuentro correspondiente a la 10ª fecha de la región Litoral Norte.

Si bien desde que frenó las acciones, hasta que tomó la decisión Guzmán, había pasado más de media hora. El informe arbitral determinó que el juego se detuvo a los 28 minutos del primer tiempo, cuando empataban sin goles.

Esto genera incertidumbre de cara a los “playoffs”, porque de haber un ganador, independientemente sea Defensores de Vilelas o Cambá Cuá, clasificará como uno de los mejores 3° que forma parte del lote de 16 clubes que seguirán en carrera por la Región Litoral Norte.

El comisario Alberto Godoy, a cargo del operativo, dijo al árbitro que garantizaba la seguridad del espectáculo. Sin embargo, llama la atención como con tan poco público presente no se hayan podido prevenir los incidentes.

De todos modos, Guzmán dejó firme su decisión y ahora todo pasará a manos del Tribunal de Disciplina, que deberá evaluar los informes (arbitral y policial), para determinar si continuará la historia en la cancha o hay sentencia fuera de ella.

Luego de algunos minutos de máxima tensión, de a poco fueron retomando las pulsaciones normales, pero fue cuando Jerez informó a Guzmán que Almirón no estaba en condiciones, y suspendió el partido.

Mientras rodó la pelota, el que hizo mejor las cosas fue Cambá Cuá, pero careció de contundencia, algo que adoleció a lo largo del certamen. No obstante, ahora dirá el Tribunal si se completa el partido o si se le otorgan los tres puntos al equipo correntino.

Compartir