En el Chaco, la canasta básica se ubicó cerca de los $24 mil: “Es un privilegio comer carne”, afirmó la titular del Isepci

La titular del ISEPCI dijo que es lo que necesita una familia para cubrir mínimamente los gastos de un mes. Aseveró en CIUDAD TV que 4 de cada 10 niños está mal nutrido, que se siguen cerrando negocios y que a los merenderos ya no van solamente los pequeños, sino familias enteras, incluyendo a los abuelos. Se mostró preocupada por la situación de indigencia.

Patricia Lezcano en "Agenda Circular".

“En el mes de febrero, el último informe que presentamos del relevamiento de los productos de la canasta básica, nos arrojó 9.134 pesos para lo imprescindible, pero si le sumamos luz, vivienda, servicios, se aumenta a 23.800 pesos. Una suma importante que cada hogar tiene que tener mensualmente para cubrir mínimamente los gastos”, señaló Patricia Lezcano.

Dio a conocer a continuación que “el último informe de septiembre y octubre, nos arroja que 4 de cada 10 niños está en una situación de mal nutrición, que puede ser bajo peso o sobre peso. Esto se debe a la mala alimentación que tienen nuestros niños, sobre todo basado en hidratos de carbono, que se consumen porque, en el momento llena, pero darles todos los nutrientes que aportan otros productos, es imposible para los hogares de menores recursos”.

“Estamos midiendo alrededor de 320 negocios, incluyendo almacenes, verdulerías, carnicerías, en Resistencia y Presidencia Roque Sáenz Peña”, reveló la titular del ISEPCI, quien señaló que “han aumentado los comedores. No solo la cantidad de merenderos”, en los que se ve “algo notable, que es la presencia no sólo de niños sino del grupo familiar, mayores, abuelos, que se acercan a buscar un plato de comida, que a veces es la comida del día, y con eso se van a dormir”.

“Tenemos un paneo del Gran Resistencia y localidades del interior. Se da en todos los sectores, sobre todo en los más humildes, pero hay una situación que no alcanza. Es un privilegio comer carne, que tuvo una escalada muy grande en el último tiempo, igual que los lácteos”, marca Lezcano.

En cuanto a los comerciantes, “dicen que es imposible sostener productos que llevan refrigeración o con vencimientos que no son muy largos. Eso les perjudica porque no pueden vender ni las familias comprar. Comentan las bajas de las ventas, que es considerable. Negocios que veníamos relevando, lamentablemente han cerrado las puertas o ventanas. No tienen espalda económica para poder aguantar los aumentos. Van y compran al mayorista, pero la ganancia la tienen que depositar en la compra de nuevos productos”.

Lezcano hizo saber que “trabajamos en coordinación con la organización Barrios de Pie. Tienen algún nivel de asistencia del Estado. Se les hace muy difícil, pero la solidaridad del vecino, o el negocio del barrio que dona algún producto para que esa copa de leche pueda estar presente en ese comedor o merendero. Funcionan de distinta manera. Algunos 3 veces por semana, algunos dan también el almuerzo o la cena, con distintas modalidades”.

“La situación se fue agravando y profundizando en nuestro país. La política aplicada por el gobierno nacional, el desempleo en el sector más desprotegido, la changa que antes se daba ahora no. Ese ingreso extra de la familia hoy no se da”, confluyen. Finalizó diciendo que “algo muy preocupante es la situación de indigencia”, y que hay personas que duermen en la calle, “en un país muy rico que puede alimentar a todos sus habitantes. Es lamentable que tengamos que sufrir esta situación”.

 

Compartir