Desborde carcelario: “En agosto del 2018 habíamos solicitado la emergencia penitenciaria”

La integrante del Comité Prevención Contra la Tortura, Ariela Alvarez, opinó en CIUDAD TV sobre la situación de los detenidos en dependencias policiales, así como del “fenómeno creciente” de personas alojadas en Comisarías. Admitió que es una cuestión de recursos materiales, principalmente, y de la “lentitud de los procesos judiciales”.

Ariela Alvarez en "Tarde de Ciudad".

“Hay un dato que no es menos significativo y pinta el panorama. Los fines de semana hay un incremento importante del número de personas detenidas en las Comisarías”, reflejó.

Advertisement

Comparó que “en el año 2017 no llegaban a 800 personas, y hoy estamos hablando de casi 1.300 personas detenidas. Tenemos que encontrarnos y mirar este fenómeno creciente, la situación irregular de personas detenidas en Comisarías”.

“Tenemos casi la misma cantidad de detenidos entre el Servicio Penitenciario y las Comisarías”, dijo Alvarez; y puso como ejemplo que “muchas veces los mismos detenidos terminan siendo víctimas, por enfrentamientos con otros, cuando no tendrían que estar detenidos más que unas pocas horas hasta que el juez decida su situación”.

La funcionaria, tras afirmar que se “está analizando la situación”, sostuvo que “el Comité es un mecanismo local que forma parte de uno nacional. Son cinco o seis provincias que tienen mecanismos como nosotros”; y que, “entre agosto y septiembre del año pasado, con el entonces vicepresidente doctor Armoa, hicimos la presentación en la Cámara de Diputados sobre un monitoreo, solicitando se declare la emergencia también en la provincia del Chaco. Ni siquiera ha tenido tratamiento. Por eso estaremos pidiendo que se reactive ese proyecto”.

Reconoció que muchas veces “es una cuestión de recursos materiales”, pero reflexionó que “pensar lo que pasa en el Servicio Penitenciario, es más complejo que pensar en las plazas o centros con capacidad. Nuestro país tiene una alta tasa de encarcelamiento”.

Más adelante, la funcionaria señaló que “nosotros ejercemos el contralor externo e interno. Se viene señalando el exceso de la prisión preventiva. Es un tema sumamente complejo”, admitiendo que, desde una mirada interdisciplinaria, “nos cuesta mucho debatir, porque quienes han sido víctimas quieren que esa persona esté presa”.

De cualquier manera, remarcó que la saturación de detenidos en Comisarías, “tiene que ver con la lentitud de muchos procesos. Tenemos una ley que castiga el narcomenudeo, cuando siempre era del ámbito Federal. Con esa ley, la provincia persigue a quienes hacen la comercialización”. Y puso como ejemplo, acotando que, “en términos numéricos se duplicó el encarcelamiento. Pero no hemos podido demostrar la efectividad de la lucha contra el narcotráfico, y esto vuelve a saturar todo el sistema y hay que alojar a esa gente”.

“Para colmo, sostuvo Ariela Alvarez, hay un único defensor para toda la provincia, para todas las causas de narcomenudeo. Tiene que recorrer toda la provincia para ejercer la defensa, solicitar las medidas, etc.”.

Sugirió, por otra parte, que “tiene que darse un diálogo cooperativo para avanzar con ese proyecto de ley. En unos cinco años podría no haber más detenidos en las Comisarías, siempre considerando los temas económicos”.

Sobre las fugas, opinó que “es un insulto de lo que está ocurriendo. Me animaría a afirmar que en este momento la totalidad de las Comisarías del Chaco están sobrepobladas, no previeron las celdas. Están pensadas para alojar unas pocas horas y tienen capacidad para 7 personas y alojan a 30”. A ello debe agregarse, explicó, que “el manejo interno de una persona detenida es sumamente complejo, porque estamos hablando de diferentes delitos. Hay casos de detenidos alojados en las oficinas del Comisario, por ejemplo. Y en otro caso, clausuraron un baño y lo convirtieron en lugar de detención”

Alvarez concluyó que, todo ello, “demanda una inversión y tener las condiciones para llevar adelante la tarea. También implica un riesgo, una sobrecarga. Por eso hay una profunda preocupación por la labor a que es sometido el personal policial”.

Advertisement
Compartir