Coparticipación: salvo Buenos Aires, todas las provincias perdieron contra la inflación

Un trabajo del Iaraf advierte que en el último año todas las jurisdicciones, con excepción de la dirigida por Eugenia Vidal, presentaron una caída de los envíos automáticos en términos reales. A nivel porcentual, el distrito bonaerense comparte el podio, además, con la CABA en cuanto a los más beneficiados con la suba de los fondos que mandó la Nación entre 2015-2018.

Coparticipación.

Los envíos automáticos a provincias, que se nutrieron desde 2015 con la coparticipación y, hasta el tercer cuatrimestre de 2018, del fondo federal solidario (FFS), aumentaron contra 2015 un 9,7%, pero la distribución de esa mejora no fue pareja.

Según un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf) – en base al INDEC y la Dirección Nacional de Coordinación Fiscal con las Provincias – la CABA y la provincia de Buenos Aires se llevaron el 72,6% de esa suba, donde el distrito conducido por Maria Eugenia Vidal recibió 32,7% del incremento, mientras el administrado por Horacio Rodríguez Larreta le tocó el 39,9.

Medidas en pesos constantes por habitante, el ranking de coparticipación señala que la Ciudad de Buenos Aires lo lidera con envíos automáticos por habitante $12.544 mayor, y le siguen las provincias de Buenos Aires y Santa Fe con $1.491,7 y $1.464,50, respectivamente.

Precisamente, el distrito gobernador por María Eugenia Vidal es el único que no presentó una caída de su coparticipación en términos reales; es decir, cuando se le desagrega la inflación.

Mientras que el ranking general, nuestra provincia aparece en el décimosegundo lugar con $452,08 menos por habitante, detrás de Formosa ($316,00) Y Corrientes ($384,60). Misiones, en el NEA, es la provincia más perjudicada con el $639,90.

Dado que las transferencias automáticas son una fuente de financiamiento del gasto público subnacional, un indicador concreto que permite medir su dinámica es el de los fondos automáticos en pesos por habitante. En este indicador no solamente incide el dato de coparticipación total, sino también la evolución demográfica.

Lo primero que surge es que 18 jurisdicciones recibieron menores transferencias automáticas medidas en pesos constantes por habitante, mientras que 6 jurisdicciones terminaron en una mejor situación que 2015.

En este sentido, como los principales cambios de la distribución primaria se hicieron relacionados a Buenos Aires y la CABA, los números marcan que dichas jurisdicciones son las que más participaron del aumento de la masa de recursos que se enviaron de manera automática a las provincias

VIAcronista.com
Compartir