Una patota armada intentó desalojar terrenos ocupados por familias Qom y Wichí; fueron detenidos

Un grupo de criollos armados atacaron el miércoles por la noche a comunidades Qom y Wichí que habían tomado un terreno, que reclaman como parte de sus territorios ancestrales, que se encuentra ubicado en la localidad chaqueña de Miraflores. La patota actuó bajo las órdenes de Darío Rojas, quién asegura contar con el título de propiedad del terreno. Hubo varios heridos y los agresores fueron detenidos

Pobladores armados quisieron desalojar terrenos ocupados por familias Qom y Wichí

Alrededor de treinta personas armadas atacaron a un grupo de familias de las etnias Qom y Wichí que habían ocupado un terreno en la localidad de Miraflores y que consideran parte de sus territorios ancestrales. Sin embargo, un particular, de nombre Darío Rojas, lo reclama como propio y dice contar con el título de propiedad y arribó al lugar el miércoles por la noche al mando de una patota que agredió a los pobladores originarios provocando varios heridos y luego fueron detenidos.

Advertisement

Según informó la agencia ANRed, un integrante de la comunidad contó que un empresario llamado Darío Rojas, oriundo de la localidad de Juan José Castelli, llegó al terreno donde un grupo de personas de las comunidades wichí y qom estaban tomando para instalarse, ya que son 30 familias que no tienen hogar. Señalaron además que el terreno es fiscal, ubicado en el Lote 24, y de una extensión de una hectárea y media, que no cuenta con edificaciones.

De acuerdo al relato de los miembros de la comunidad, el lote habría sido cedido por la secretaria de Gobierno municipal a Rojas, quién sería propietario del boliche El Estilo, quién se hizo presente en el predio sin orden de desalojo acompañado por una patota de casi 30 personas armadas que comenzó a disparar contra familias indígenas que no tienen donde vivir hiriendo a varias personas. Alrededor de 40 minutos después, arribaron funcionarios policiales que también habrían reprimido y herido a un integrante del Consejo de Recuperación Territorial. En tanto, los atacantes quedaron detenidos.

Advertisement
Compartir