Maira Benítez: “No necesito hallar un cuerpo. Hay pruebas para encontrar culpable a Silva”

Más allá de la necesidad de la familia de que aparezca el cuerpo de la víctima, el abogado de la querella, Pablo Vianello, dijo en CIUDAD TV que a los efectos del fallo del Tribunal no es necesario, porque hay más de 35 pruebas que demuestran la culpabilidad del principal imputado. No obstante aseveró que “lo ideal sería que digan porqué lo hicieron y dónde está el cuerpo”.

Pablo Vianello en "Agenda Circular".

“Tuvimos tres audiencias por donde desfilaron más de 23 testigos”, señaló  Vianello, para quien “los más importantes fueron los peritos, quienes ratificaron su informe. A partir de allí quedó firme el rastro de la presencia de Maira Benítez en la casa del ex juez Costa”.

Este ex magistrado, dueño de la propiedad, “el miércoles pasado hizo su declaración, y nos confirma que tenía dos llaves para abrir esa casa. Que nadie tenía acceso a esa casa más que él o su señora, y cuestionando la pericia de los perros y el resultado. Pero es muy difícil que dos o tres Cuerpos de Canes se equivoquen”.

“Maira fue trasladada con vida a ese campo, y posteriormente salió como cadáver en el baúl de un auto”, dijo con vehemencia el letrado, tras lo cual explicó que “los canes de Chaco buscan personas con vida. Fueron y marcaron el colchón de la casa de campo de manera activa, y también en la puerta de esa casa”.

Agregó que “después vienen los perros de Río Negro, a cargo del comisario Siale, que está encargado de juzgar quienes son los perros que entran al grupo o no. Esos perros buscan rastros de restos humanos. Marcaron que en ese lugar existió de paso o momentáneamente un cadáver, y en el auto de los imputados también”.

“Tenemos una persona que a las 6 de la mañana vió a Rodrigo Silva y lo saludó. Y luego tomando mate con su señora y hablando del caso de Maira, dijo que esa chica era la que iba en el asiento delantero del auto”, aseveró Vianello, quien reconoció que “quedó acreditado que había una relación sentimental, propia de una chica de 18 años. Y también con los testimonios e inclusive con una parte del testimonio del propio Rodrigo Silva, que tiene antecedentes de abuso sexual con anterioridad a este hecho. En ese momento Maira tenía 18 años y estaba cursando la secundaria”, y habría estado influenciada por el acusado, que además “tenía un auto y acceso a la casa, todo lo que no le permitía a Maira salir de la relación”.

Silva está detenido junto con su padre, Saturnino, y otras 3 personas que están involucradas en la causa. “La semana que viene, el jueves, se tomará declaración al hermano de Maira Benítez, una prueba que nosotros consideramos necesaria. Y por Fiscalía se solicitó una inspección judicial, para darle claridad al Tribunal, para situarnos en el lugar, ver los accesos al campo, analizar la casa donde se cometió el delito, que nos marca un contexto de que se venían realizando fiestas sociales, demostrando que es mentira que esa casa estaba cerrada”, dijo Vianello.

Más adelante, señaló que “la defensa no propuso más pruebas, simplemente agregar algunos informes”, y pidió tener en cuenta que “si bien no fue contra su voluntad, después le dieron muerte y la llevaron a otro lugar. Están los que dicen que si no hay cuerpo no hay crimen. A mediados del 2018 hubo un fallo ejemplar en la provincia de Buenos Aires en el caso de Erica Soriano, que el condenado está cumpliendo condena y el cuerpo aún no aparece. Y también crea antecedente el caso de Cristian Schaerer, que nunca fue encontrado y los culpables están cumpliendo condena”.

Luego se pregunta, “¿qué nos podía resolver a nosotros encontrar el cuerpo de Maira? Pasaron más de 28 meses y no nos va a permitir comprobar nada más de lo que ya tenemos comprobado. Yo no necesito mostrar un cuerpo. Hay más de 35 pruebas, llamadas, peritos, perros, no se necesita más para encontrar culpable a este individuo”.

Se mostró conforme porque “el Tribunal está siendo muy diligente con el debate oral. Después del jueves arrancaríamos con los alegatos y los jueces podrían encarar la sentencia. Lo ideal sería que los culpables digan porqué lo hicieron y dónde está, porque no tuvieron la valentía de levantar la cabeza frente a una madre que se comportó siempre como una leona, peleando por su hija”, concluyó.

Compartir