“Las inundaciones en el Chaco fueron por los desmontes; por eso hay que pararlos”, advirtieron desde Greenpeace

El director de Desarrollo de Greenpeace, Diego Salas, anticipó que la organización ambientalista continuará exigiéndole al gobernador, Domingo Peppo, que dé de baja los permisos de desmontes otorgados en la denominada zona amarilla (en forma de explotación silvopastoril) para así frenar definitivamente la deforestación en los sectores no permitidos. Remarcó que debido a la falta de cuidado de este recurso natural, se produjeron las graves inundaciones que afectaron al Chaco en enero.

Foto: archivo

Greenpeace está pisando fuerte en la provincia del Chaco. Es que desde el año pasado, la organización ambientalista viene advirtiendo que se están desarrollando desmontes en zonas no permitidas, camufladas bajo el ropaje legal de las denominadas “explotaciones silvopastoriles” que no son ni más ni menos que la ampliación de la barrera agropecuaria en zonas boscosas.

Si bien la organización se mostró optimista luego de que el gobernador, Domingo Peppo, ordenara por decreto frenar la entrega de nuevos permisos de desmonte en zonas amarillas, ahora reclama que también se den de baja los entregados con antelación a la firma de ese decreto. Es decir que, en estos casos, los desmontes continúan sin que nadie los frene.

“Esta es una lucha que seguiremos librando hasta tanto tengamos protegidos nuestros bosques nativos”, anticipó a RADIO CIUDAD, Diego Salas, director de Desarrollo de Greenpeace.

“Particularmente en la provincia del Chaco que venimos trabajando desde el año pasado, pidiéndole al gobernador que frene de una vez por todas la destrucción de los bosques nativos que son tan importantes no solo para las comunidades que viven en y aledañas al bosque, y para las especies animales que el bosque protege sino también para todos los habitantes de la provincia y del país”, indicó.

En este sentido, Salas afirmó que “un ejemplo” de lo que provoca la tala indiscriminada se vio en enero de este año con las fuertes inundaciones que afectaron a la provincia. “Las inundaciones que sufrió el Chaco a comienzo de año están directamente relacionadas con el desmonte. Y por eso es inminente que el gobernador tome la decisión de frenar de una vez por todas esto”, dijo.

El referente de Greenpeace recordó además que “en enero, cuando estuvimos protestando y frenando cara a cara a las topadoras, el gobernador decidió no otorgar más permisos. Pero después de eso nosotros seguimos monitoreando y detectamos que lamentablemente la destrucción de los bosques en la provincia sigue siendo una realidad. Y por eso volvemos a reclamarle y seguiremos reclamándole hasta tanto el gobernador derogue por completo incluso los permisos ya otorgados”.

“Porque el problema está en que justamente fue autorizada la destrucción del bosque cuando está protegido por una ley nacional. Eso no está cumpliendo. Se está violando la ley de bosques y se están matando los bosques en la provincia del Chaco, provincia que lamentablemente lidera el ranking de la destrucción del bosque”, afirmó.

“Por eso ayer (por el jueves) estuvimos manifestándonos, no sólo nosotros sino organizaciones sociales y movimientos autoconvocados. Todos preocupados y activados en defensa de los bosques. Y la actividad no tiene otra finalidad que llamar la atención de la gente. Porque el gobernador no va a poder resistir la presión de la gente. Y Greenpeace y los bosques necesitan que la gente se involucre en la protección y que todos le exijamos al gobernador que frene los desmontes”, dijo.

Nota relacionada 

Greenpeace se manifestó frente a Casa de Gobierno y exigió que se frene el desmonte en el Chaco

Compartir