Caso “Japo” Verón: la querella quiere un juicio oral y que se lo condene a la pena máxima

En diálogo con CIUDAD TV, el abogado que representa a la familia del niño víctima, Paulo Pereyra, adelantó que plantearán que se concrete el juicio oral y no uno abreviado. Además, anticipó que se lo condena al máximo de la pena que sería de 40 años de prisión

Advertisement

Juicio oral y pena máxima. Eso pedirá la parte querellante ante la Cámara Primera en lo Criminal y Correccional de Resistencia que deberá llevar adelante el juicio contra Omar Alberto “Japo” Verón quién se encuentra imputado por presunto abuso sexual con acceso carnal triplemente agravado contra un niño que por entonces tenía seis años y que aún conserva graves secuelas físicas y psicológicas de aquella agresión. Ayer, este portal informó que la fiscal penal Nº 9, Daniela Meiriño, resolvió clausurar la investigación y confirmó la elevación a juicio de la causa que recayó en la Cámara del Crimen Nº 1.

“Los padres ya me adelantaron que no van a permitir que esto se cierre con un juicio abreviado, ellos quieren el juicio oral y público y una condena justa”, aseguró Pereyra, en el programa “Tarde de Ciudad”. Respecto a la expectativa de pena para Verón, el abogado precisó que se prevé una escala que va entre 8 y 40 años de prisión. “Nosotros pediremos la pena máxima, entendemos que los hechos son gravísimos, no sólo por la índole del delito: es un delito contra la integridad sexual, contra un menor de edad, sino las secuelas físicas y psíquicas que han quedado, y eso obra en el expediente, es una de las circunstancias que califica este hecho y lo agrava enormemente”, reveló.

El hecho

En la elevación de la causa a juicio no se pudo identificar con precisión el día del hecho, pero sí que se produjo durante el mes de julio de 2014, al anochecer. La víctima jugaba en la vereda de su casa cuando el hijo de Verón, de 14 años, lo llevó hasta su domicilio. Allí, su padre lo obligó a abusar del niño y luego lo hizo él mismo provocándole una serie de lesiones físicas y psíquicas que la víctima acarrea hasta la actualidad, a tal punto que se encuentra internado en el Hospital Garrahan de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Vale recodar que Verón permaneció cuatro años prófugo de la justicia y recién se entregó por sus propios medios el 4 de octubre de 2018. Desde ese momento, permanece detenido en el Complejo Penitenciario II de Presidencia Roque Sáenz Peña, con prisión preventiva, a la espera del juicio.

Advertisement
Compartir