El dólar reaccionó a los anuncios oficiales y retrocedió un 1,5%: a $41,13

Los anuncios de Hacienda y del Banco Central llevaron algo de calma a un mercado cambiario agitado durante las últimas semanas. Este viernes, el dólar reaccionó con una significativa baja, ayudada también por una nueva suba de la tasa: el minorista cedió 63 centavos a $41,13, en el promedio de los bancos de la city, y el mayorista cayó 77 centavos a $40.

Dólares.

Este jueves, el ministro Nicolás Dujovne confirmó que, en acuerdo con el FMI, el Tesoro venderá u$s9.600 millones entre abril y diciembre (u$s60 millones por día) para sumar oferta a un mercado que sufrió fuertes sacudones con bajos volúmenes.

Además, el presidente del BCRA, Guido Sandleris, lanzó un paquete de medidas que profundizarán el enfriamiento de la economía con vistas a contener a la divisa y a la inflación tras conocerse el IPC de 3,8% de febrero.

Extenderá hasta diciembre la emisión 0% con una meta de base monetaria 10% menor a la original, eliminará el ajuste estacional previsto para junio y reducirá el ritmo de actualización de los límites de la zona de intervención del actual 2% mensual al 1,75% para el 2° trimestre.

Fue una jornada favorable para las monedas de la región, que en su mayoría se apreciaron frente a la divisa estadounidense, aunque la mejora del peso fue un poco más importante.
En ese marco, el volumen operado fue el mayor del mes, u$s696 millones.

Con la baja de hoy, el dólar mayorista cedió $1,20 respecto del cierre del viernes pasado, un recorte casi equivalente a la suba de la semana anterior.

En las dos subastas diarias de Leliq, en la que vencían $206.192 millones, el Central adjudicó $204.863 millones. La tasa promedio diaria (incluidas las dos licitaciones) quedó en 63,74%, una décima más que la de ayer. Aunque la segunda compulsa de hoy dejó un rendimiento promedio de 63,9%, una décima menos a la última subasta de ayer.

En el mercado, aseguran que los movimientos de este viernes muestran que las decisiones oficiales pueden calmar la ansiedad imperante entre los operadores. Sin embargo, creen que el efecto será acotado cuando, a medida que se acerquen las elecciones, la demanda crezca y la dolarización de carteras se acelere.

VIAbaenegocios.com
Compartir