Creció la demanda en comedores y merenderos de la ciudad de Corrientes

La concurrencia de niños a los comedores y merenderos de distintos barrios creció en los últimos cuatros meses. Los encargados de asistir a los niños de bajos recursos económicos atribuyeron los cambios al aumento de precios de la canasta básica y al incremento de la población.

Comedores barriales.

Referentes de distintos sectores de la ciudad de Corrientes coincidieron en que la demanda aumentó en comparación al año pasado y que, incluso, las donaciones son escasas.

La situación económica del pals, el valor de los alquileres, el aumento generalizado de precios son la consecuencia de este efecto que comenzó a sentirse en las zonas en las que habitan las personas de más bajos recursos económicos.

La encargada del comedor “Corazón Contento” del barrio Patono, Isabel Rios, comentó a epoca que a los 125 niños y 45 madres registrados se sumaron más de 100 menores nuevos desde enero. “Son caritas nuevas del barrio y de zonas cercanas a nuestro hogar”, explicó.

La creciente demanda es adjudicada por los encargados a varios motivos: “Las familias tienen más hijos, y la población creció porque Ilegaron al barrio muchas personas que no pudieron seguir pagando sus alquileres”, sostuvo.

Según la referente del comedor, que en este 2019 cumplirá 32 años al servicio de la comunidad, el año pasado Ilegaban más donaciones sobre todos de comercios dedicados a la elaboración de panificados. Sin embargo, en los últimos meses este tipo de donaciones decrecieron al mismo ritmo que la solidaridad de personas particulares.

“A veces no se conoce pero hay mucha gente que está pasando mal y no tiene una fuente laboral”, agregó. Al mismo tiempo que aseguró que en el comedor del barrio Quilmes, un distrito lindante al Patono, la situación es idéntica.

En coincidencia, la encargada del merendero “Sembrando Sueños” del barrio Río Paraná, Estela Sanchez, afirmó que la situación “es
complicada” y le atribuyó el problema a la falta de trabajo.

“Sembrando Sueños” funciona hace más de 18 años (personería jurídica hace 8) y asiste a las familias todos los sábados y domingos a la mañana con alimentos, ropas y útiles.

VIAdiarioepoca.com
Compartir