Fuga, alcoholemias positivas, ordenamiento vehicular y clausura de fiesta clandestina

Este fin de semana se registró un progresivo número de conductores con alcoholemia positiva, mientras personal municipal procedió a la clausura de una fiesta sin autorización correspondiente y muta y clausura de un kisoco que vendía bebidas alcohólicas fuera del horario permitido.

Controles intensos de alcoholemia en Resistencia.

Este domingo a la madrugada, el conductor de una camioneta Renault Kangoo dominio FKL 650, se dio a la fuga, sin antes llevarse por delante un auto que se encontraba estacionado en proximidad al control. A través de las cámaras incorporadas en los cascos de los inspectores, se pudo detectar la patente del vehículo y luego obtener la dirección e identificación del conductor. Además, fue material comprobatorio para efectuar la denuncia correspondiente.

Por otro lado, un motociclista no pudo aprobar el test de alcoholemia marcando 2.03 de alcohol en sangre, más de siete veces lo permitido para conducir. El joven no contaba con casco protector y su rodado terminó en el depósito municipal.

Ordenamiento vehicular
Por su parte, personal motorista de la Dirección de Tránsito junto a la Policía Caminera, desarrolló un nuevo dispositivo móvil, con el objetivo de mejorar las condiciones de circulación y estacionamiento en la vía pública. El propósito es reubicar los vehículos mal estacionados, porque -en muchos casos-, obstruyen rampas de accesibilidad, ingresos de ambulancias, espacios reservados y garaje o muchos automovilistas eligen estacionar mano izquierda.

Clausura y desalojo de una fiesta clandestina
A su vez, personal de Inspección General, Control Acústico y Guardia Comunitaria intervinieron con multas y desalojo, ante una fiesta ilegal que se llevaba adelante este domingo por la mañana en Catamarca 532. Vecinos de la zona denunciaron el encuentro por ruidos molestos. En el evento se observó equipo de Disc Jockey, música en alto volumen y un sumado grupo de menores que salían de la vivienda en cuestión.

Desde Secretaría de Gobierno informaron que todo evento, fiesta o acontecimiento debe estar debidamente autorizado por el municipio de resistencia, caso contrario se procederá al desalojo y clausura de la fiesta en cuestión.

Multa y clausura de kiosco
Otra clausura se llevó adelante este domingo en un comercio que vendía bebidas alcohólicas fuera del horario permitido. Se trata de un kiosco ubicado en Obligado y Roque Sáenz Peña, que fue multado tras constatar que expendía bebidas alcohólicas fuera del marco regulatorio.

Compartir