Carbón Blanco: los imputados se declararon inocentes y la sentencia se conocerá recién el viernes

En el marco del juicio que se sustancia contra la banda que lavó unos 200 millones de euro provenientes del narcotráfico, se realizó este jueves la anteúltima audiencia en el Tribunal Oral Federal de Resistencia. Los imputados dijeron sus últimas palabras: se declararon inocentes y pidieron que “se haga Justicia”. Si bien se esperaba que la sentencia se conozca hoy, los jueces pospusieron la lectura para el viernes.

El Tribunal Oral Federal de Resistencia pospuso para este viernes la lectura de la sentencia contra la banda que presuntamente lavó unos 200 millones de euro provenientes del narcotráfico. Fue durante la audiencia de este jueves por la mañana, donde además los imputados dijeron sus últimas palabras. Según pudo saber CHACO DIA POR DIA, todos se declararon inocentes y pidieron que “se haga Justicia”.

Cabe recordar que los acusados son parientes y un socio del fallecido abogado Carlos Salvatore, quien fue hallado culpable de traficar cocaína a Europa camuflada en bolsas de carbón vegetal.

En su alegato, la fiscalía solicitó a los jueces que condenen a la esposa de Salvatore, Silvana Susana Vallés, a una pena de 15 años de prisión; a su hija, Carla Yanina Salvatore D’ursi, a 5 años; a su suegro, Santiago Vallés, a 15 años y a su socio y mano derecha de Salvatore en el blanqueo de dinero en el exterior, Ricardo Gassan Saba, a 18 años de cárcel.

La causa fue elevada a juicio oral a mediados de 2017 por la entonces jueza federal de Sáenz Peña, Zunilda Niremperger quién tuvo por acreditada la hipótesis delictual trazada desde el comienzo de la compleja y extensa investigación llevada adelante por la Fiscalía Federal de Sáenz Peña, a cargo del fiscal Carlos Sanserri -ya jubilado-, con la colaboración de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac).

Este equipo judicial confirmó la existencia de una organización liderada por Salvatore y conformada por personas de su extrema confianza que utilizaba una compleja red de sociedades comerciales para aplicar las millonarias ganancias producidas por el contrabando de cocaína a Europa.

Compartir