¿Se acabó el veranito?: El dólar quedó a un paso de los $42

La divisa sintió el impacto del desarme de posiciones de fondos especulativos tras el derrumbe de las acciones y bonos en el exterior. El billete minorista trepó 87 centavos (2,1%) a $41,71, según el promedio de los bancos de la city porteña que elabora el Banco Central. En el Galicia y el Santander, terminó a $41,90.

Dólares.

El desarme de posiciones de los fondos especulativos que ingresaron para hace carry trade avanza y la escalada del dólar no se detiene. En un contexto internacional más adverso para los mercados emergentes y ante las tensiones locales por la crisis económica y el clima electoral, el tipo de cambio se diparó hoy con fuerza y quedó al borde de los $42.

Advertisement

El billete minorista trepó 87 centavos (2,1%) a $41,71, según el promedio de los bancos de la city porteña que elabora el Banco Central. En el Galicia y el Santander, terminó a $41,90.

Mientras tanto, en el mercado mayorista, donde intervenen los bancos y las grandes empresas, la divisa saltó 2,4% a $40,75.

Como adelantó BAE Negocios, el mercado esperaba un fuerte impacto tras el derrumbe de las acciones y bonos argentinos en el exterior durante los feriados de carnaval. El fortalecimiento del dólar frente a las monedas emergentes también complicó al peso, aunque producto de los desequilibrios locales una vez más fue la más castigada.

Los operadores de la city advirtieron que, en ese marco, la dolarización de carteras comenzó a acelerarse.

Ante este escenario, el Banco Central volvió a apretar el torniquete, en línea con el objetivo de extender el sobrecumplimiento de la meta de base monetaria en más de $40.000 millones que anunció la semana ante las crecientes presiones cambiarias.

En la subasta diaria de Leliq, en la que vencían $160.000 millones, la entidad adjudicó $200.527 millones (más de $100.000 millones más que lo originalmente ofertado) y absorbió, así, $38.600 millones. Además, subió la tasa promedio 33 puntos básicos a 50,55%.

Según los analistas, son varios los factores que ensombrecen las perspectivas cambiarias (y, por ende, de la economía en su conjunto). Una salida de la recesión cada vez más lejana, el clima electoral dominado por la polarización que día a día gana terreno en la agenda y contexto internacional más hostil.

Al respecto, algunos operadores comenzaron a advertir sobre un posible fin de la masiva apuesta al carry trade en monedas emergentes durante marzo, ya no sólo en Argentina sino a escala global. De confirmarse, será otro factor que retroalimente una salida de capitales del país que ya se activó.

Advertisement
VIAbaenegocios.com
Compartir