Trabajan en un plan provincial de control y erradicación de brucelosis bovina

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), el Ministerio de Producción del Chaco y los entes sanitarios de la provincia trabajan en un plan sanitario provincial para adecuar en el territorio el nuevo Plan Nacional de Control y Erradicación de Brucelosis Bovina, aprobado por la Resolución N° 67/2019, que tendrá inicio el próximo 3 de abril.

La estrategia fue analizada en una reunión que contó con la presencia de representantes de 20 entes sanitarios de la provincia y estuvo encabezada por el ministro de Producción, Marcelo Repetto, y el director del Centro Regional NEA del Senasa, Jorge Bulman, acompañados por el subsecretario de Ganadería, Sebastián Bravo, y el referente del Senasa en la provincia de Chaco, Edgardo Areco.

Advertisement

 

El encuentro fue convocado por el Ministerio de Producción para escuchar propuestas de los entes y así elaborar un plan acorde a la normativa nacional pero que contemple las características particulares del territorio y la situación sanitaria de la enfermedad. Todas las consideraciones serán evaluadas por el comité técnico de la Comisión Provincial de Sanidad Animal (Coprosa), que además aprobará la estrategia final. Finalmente, el Senasa evaluará las estrategias presentadas y, de corresponder, las convalidará.

 

Durante el encuentro, el Senasa explicó que los entes sanitarios son responsables de coordinar y ejecutar las campañas de vacunación antibrucélica sea de manera individual o conjunta con la campaña de fiebre aftosa.

 

Por otra parte, se detalló que conforme a lo señala la nueva Resolución se podrá elaborar planes específicos que atiendan la agricultura familiar y las producciones de subsistencia. En este sentido, los presentes manifestaron la necesidad imperiosa de definir los indicadores para determinar quiénes son considerados pequeños productores.

 

Además, Bulman explicó que en las próximas semanas comenzará a funcionar el Senasa móvil en la provincia, que tiene por objetivo acercar con una oficina móvil el Organismo a los productores y que estos puedan inscribirse en el Registro Nacional Sanitario de Productores Agropecuarios (Renspa) y emitir el Documento de Tránsito electrónico (DTe), entre otros trámites. También manifestó la necesidad de llevar adelante un trabajo articulado entre el sector público y privado para elaborar y ejecutar el plan provincial de brucelosis.

 

Repetto agradeció a Bulman porque “desde el inicio de su gestión puso al Organismo al servicio del productor, sobre todo durante las últimas inundaciones cuando el Senasa actuó con celeridad para facilitar el movimiento de hacienda en medio de una situación extrema”.

 

Por su parte, Bulman señaló: “Cuenten con el Senasa para poner fechas y armar un cronograma de capacitaciones para informar a los productores sobre la nueva normativa nacional y el plan provincial de brucelosis”.

 

En otro orden de cosas, Bulman informó que Fabiana Cipollini, profesora de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE) dictará un curso sobre brucelosis para la acreditación de veterinarios privados el próximo 26 de marzo, oportunidad en que estará presente el jefe del Programa Nacional de Brucelosis del Senasa, Jorge Hart. Compromiso acordado en el marco de una reunión entre el director del Centro Regional NEA con el decano de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la mencionada casa de estudios, Alejandro Daniel Báez.

 

Resolución N° 67/2019

La nueva estrategia –que deroga la Resolución N°150/2002 la cual reglaba el Plan aplicado hasta ahora– requiere que los propietarios de los rodeos donde se realicen actividades de reproducción en bovinos efectúen con su veterinario acreditado al Programa de Brucelosis Bovina, una Determinación Obligatoria de Estatus Sanitario a Brucelosis (DOES).

 

La DOES consiste en un diagnóstico serológico a la totalidad de los animales susceptibles del establecimiento. Si la totalidad de las muestras resultan negativas, el establecimiento obtendrá el estatus de libre de brucelosis bovina, que deberá mantener anualmente con un muestreo parcial de los animales. Además el estatus de libre de la enfermedad permite movilizar animales sin necesidad de diagnósticos previos.

 

El plazo establecido para cumplir con la DOES es de dos años. No obstante, el Senasa recomienda a los productores realizar la determinación de estatus a la mayor brevedad posible para avanzar con la identificación de predios con o sin infección y acelerar el proceso de lucha contra la enfermedad.

 

Esta nueva estrategia permitirá lograr un mejor control de la brucelosis y posicionar a nuestro país como uno de los principales proveedores de carne bovina de calidad al mundo, además de resguardar la salud pública por tratarse de una enfermedad zoonótica que también afecta a las personas.

 

Advertisement
Compartir