Livio Gutiérrez: “El mundo no se va a fundir si no aprobamos el endeudamiento, nosotros sí”

El diputado radical de Cambiemos, se refirió a la negativa del interbloque de acompañar los proyectos de endeudamiento. Reprochó la falta de información como tasas de interés y también la aprobación, en diciembre, de financiamiento para obras en el interior por las que aún no hubo licitación. Dijo que los analizarán en Hacienda para posibles despachos, pero recordó que hay una autorización vigente desde 2017, de un crédito que aún no fue tomado en el mercado.

El diputado radical del interbloque Cambiemos, Livio Gutiérrez, visitó los estudios de CIUDAD TELEVISIÓN luego de la sesión extraordinaria del lunes en la que rechazaron la sanción de dos nuevos endeudamientos y pasaron a la Comisión de Hacienda ambos proyectos, uno para obras de infraestructura, por $40 millones, y otro para financiar obras y servicios conexos a la emergencia hidrometeorológica y agropecuaria, por US$50 millones.

Recordó que la convocatoria a extraordinaria fue una semana atrás pero por un proyecto para tomar una deuda por US$20 millones, que a los dos días ascendió a US$50. “Nos parece que los créditos tiene que ver con cuáles son tus objetivos, qué es lo que querés hacer con esos créditos, cuál es el fin; y la verdad que pasamos del BID al FONPLATA como base emisora y no tenemos, desde el punto de vista de ley, cuál es la tasa de interés de uno de los créditos que tenían que ver con el Fondo de Desarrollo Regional”, reprochó el legislador y acentuó que requieren, ambas iniciativas, de un mayor debate, “una mayor concientización de lo que van a hacer” y sobre todo proyectos para las obras que se incluyen para la toma de esos créditos.

Recordó que en diciembre, también en extraordinaria, aprobaron el financiamiento para obras de pavimento en cuatro ciudades “y no se hizo un metro”. “Endeudamos a la provincia y no se hizo un metro, no se llamó a licitación, no se adjudicó. Entonces, cuando uno ve que llaman a extraordinaria para hacer algo urgente y pasan dos o tres meses y las obras no avanzan, tenemos que apelar a la responsabilidad. Y, en el marco de esa responsabilidad, preferimos tratarla en sesión ordinaria que empiezan el viernes. Hoy es martes. Hay que ser más sinceros con esa cuestión. El mundo no se va a fundir si no aprobamos el endeudamiento, los que nos vamos a fundir somos nosotros si seguimos endeudando a la provincia al nivel de endeudamiento en el que está la provincia ahora”, afirmó.

No obstante, aseguró que seguramente ambos proyectos contarán con un despacho de la Comisión de Hacienda y Presupuesto, aunque, según recordó, “el Gobierno tiene un crédito tomado, autorizado desde 2017, de más de $4 mil millones, que tenía como fin obras servicios y amortización de deudas. Ese crédito está vigente porque no lo tomaron en el mercado internacional. Pretendemos que utilicen ese crédito”.

Chaco Subsidia, un compromiso del Pacto Fiscal

En cuanto al acompañamiento al programa Chaco Subsidia, sancionado el lunes, aseguró que estaban previstos en el Pacto Fiscal. “El Gobernador firmó en septiembre que se hacía cargo de los subsidios a la electricidad y el transporte porque recibe mayores ingresos coparticipables en base al Pacto Fiscal, como el de las exportaciones, el impuesto a mutuales y cooperativas,, se aumenta el de bienes personales. La provincia recibía en ese marco, de ese convenio, más dinero. Esto lo anunció el Gobernador cuando presentó el presupuesto y también la creación de un ente que se iba a encargar de fiscalizar lo relativo a los subsidios. Eso fue el 1ro de octubre y estuvimos sesionando ayer. Y la obligación de los subsidios que tienen las provincias para con los consumidores de energía y transporte de menores recursos nació el 1 de enero de 2019. Ese fue el compromiso del pacto Fiscal. Por eso nuestra preocupación era que no estén los Municipios obligados a pagar los subsidios, porque se sacan $1.000 millones  de la provincia y $200 millones de los municipios, pero Charata, Pinedo, Las Breñas, Castelli no tienen transporte público, no deberían pagar. No nos parece que se haga a las apuradas y que se les saque a los municipios. Lo otro que nos parece mal es que sea tan baja la medida de consumo para acceder al subsidio de energía, 350 kilovatios, que tampoco están en la ley. Nosotros pretendíamos que lo eleven a 500 o 600 kilovatios porque estamos en Chaco y lo peor de todo es que cómo vas a aplicar un subsidio en kilovatios si SECHEEP no mide. Hay cuatro meses iguales”.

Advirtió, por último, que la factura del mes de febrero, llegará con aumentos provinciales, aumentos nacionales, mayor consumo por el calor e incluirá la tercera cuota del mes de junio de 2018. “Es un combo terrible metido adentro de la boleta y la gente que hoy recibe una boleta de $4 mil o $5 mil va a recibir una boleta de $7 mil, cuando un docente de jornada simple gana $15 mil. La boleta va a ser absolutamente confiscatoria. Tenemos que buscar una soluciones, que los gobernadores de las provincias y el Presidente acuerden un nuevo sistema tarifario en materia eléctrica, porque para abril o mayo la gente, por más voluntad que tenga, no va a poder pagar”.

 

 

Compartir