Autoplanes de Ahorro: promesas y un sueño cada vez más lejos

Cuotas que cuadruplicaron su valor, deudores acosados y cambio de modelos de vehículos por otros más caros. Los ahorristas se organizan para protestar y presentar demandas judiciales. En las concesionarias, prefieren el silencio. La única alternativa es agruparse para poder reclamar una medida colectiva.

Autoplanes de Ahorro.

Los planes de ahorro siempre fueron la única alternativa para los sectores de menores recursos de acceder a un auto 0 km. Desde hace poco más de un año, las desmedidas subas en los valores de las cuotas y muchísimas irregularidades obligaron a los ahorristas a agruparse y autoconvocarse para ir a la Justicia y organizar protestas. Se estima que son más de 6.000 los afectados en todo el país.

La fuerte caída en las suscripciones arrancó en abril de 2018 con una baja de 2,9%, que en mayo ya trepó al 14%; en septiembre la caída fue del 50,9%, y en diciembre fue de 56,2%, según un informe de la Asociación de Concesionarias de Automotores de la República Argentina (ACARA).

Autoconvocados Planes de Ahorro es uno de los grupos de Facebook creados desde Córdoba en octubre pasado, y ya tiene 6750 integrantes, uno de los tantos que están activos. Cuenta con 9 coordinadores y grupos de whatsapp desde donde ya organizaron varios escraches en concesionarias y presentaron amparos.

Si bien son muchos los problemas, el más preocupante es la alarmante suba de los valores de la cuota que en muchos casos hasta se cuadruplicó. Otro tema no menor es que las principales automotrices dejaron de hacer algunos modelos y los reemplazaron por otros mucho más caros.

Valeria Vera es la abogada de Felipe Farías, quien entró en un plan de ahorro por una camioneta Fiat Toro Freedom 2.0 Diesel 4×2. En julio de 2017 pagaba una cuota de $4717 que en diciembre del mismo año pasó a $8133.

En enero de 2019, la cuota pasó a ser de $20.363. Se cuadruplicó el valor en apenas, un año y medio.

“Como esa camioneta salió defectuosa, la retiraron de la venta y al resto de los ahorristas, le entregan otro modelo de una mejor gama. Iniciamos dos mediaciones en el Servicio de Conciliación Previa en las Relaciones de Consumo (Copec), por la suba desmedida y por los problemas de su camioneta”, explica la abogada Vera.

Como los planes de ahorro son grupos solidarios, se da el caso en el que alguno de los miembros licitó o ganó por sorteo un modelo base, mientras otros miembros del grupo recibirán uno de una gama más alta. El problema es que la cuota crece no sólo por la inflación y la devaluación, sino porque los nuevos modelos, que sólo reciben algunos, tienen un precio mucho más alto.

La cordobesa Rocío Martínez es la administradora de Autoconvocados Planes de Ahorro. La desesperación por no poder pagar las cuotas hizo que buscara conectarse con más damnificados. “Es una situación insostenible, somos trabajadores de clase media, en los últimos dos años las cuotas pasaron de $2500 a $14.000. Estoy trabajando de remisera y de peluquera, pero no me alcanzan los oficios para poder pagar la cuota, ya debo dos cuotas”, contó angustiada a BAE Negocios.

En las concesionarias, prefieren el silencio. La única alternativa es agruparse para poder reclamar una medida colectiva.

Si no alcanza

■ Si no se puede pagar las cuotas y todavía no se accedió al auto, hay que dar de baja el plan antes que caiga solo. Se recuperará la cuota pura pagada recién cuando terminen los 84 meses contemplados en el plan de ahorro.

■ Si se adeudan cuotas y ya se obtuvo el auto, la situación se complica. Hay que ir a la Justicia porque se puede perder el vehículo. El abogado puede pedir una medida cautelar que le permita al afectado seguir pagando una cuota razonable mientras se discute la legalidad de los aumentos dispuestos por las automotrices.

Antes de contratar
Hay que mirar con lupa la letra chica. Averiguar si son necesarios garantes, qué pasa si no se puede pagar la cuota, cuándo pueden ejecutar la prenda. Tener en claro que los vendedores buscan sólo su comisión por la venta y pueden ocultar información.

Hay que saber que el valor de la cuota sube al ritmo del valor del auto, aunque ya haya sido entregada la unidad. Hay que mirar con lupa cada cobro para poder detectar problemas. Saber que si el modelo se deja de fabricar lo pueden cambiar sin notificar si no supera el 1,9% del valor, si no deben llamar a una asamblea.

Compartir