El FMI estuvo con la CGT: se llevó críticas y la primicia de que se viene un paro

La misión del organismo concurrió a la sede de la Uocra, donde los líderes de la central obrera pidieron una revisión del pacto que el Fondo hizo con el Gobierno, la pesificación de las tarifas y advirtieron que tienen en agenda la determinación de una medida de fuerza

La misión del organismo concurrió a la sede de la UOCRA.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) siguió este jueves con su ronda de reuniones con referentes políticos, económicos y sociales y esta vez le tocó el turno a la CGT. La misión que preside el italiano Roberto Cardarelli se encontró con líderes de la central obrera esta tarde en la sede nacional de la UOCRA, en Belgrano e Independencia de esta Ciudad.

Advertisement

Allí los dirigentes gremiales recibieron al organismo internacional con críticas al contenido y consecuencias del acuerdo que el Fondo firmó con la administración de Mauricio Macri a cambio de fondos frescos para contener la corrida cambiaria, al tiempo que los dirigentes le anticiparon que se viene un paro, en lo que fue la primera mención de la central obrera a la posibilidad de una medida de fuerza en lo que va del año.

De esta manera Cardarelli y compañía se llevaron, además de un pedido concreto de revisión del acuerdo con la Argentina, la primicia de la perspectiva del paro, a lo que agregaron un planteo concreto de pesificación de las tarifas de los servicios públicos.

Por el lado de la CGT estuvieron Héctor Daer, de Sanidad; el judicial Julio Piumato; Enrique Salinas, de la UOM; Andrés Rodríguez, de UPCN; Gerardo Martinez, el líder de los obreros de la construcción y dueño de casa; Roberto Fernández, de los colectiveros de UTA; y Sebastián Maturano, hijo de Omar, por la Fraternidad.

Cardarelli, en tanto, llegó acompañado del resto de los integrantes de la misión que lo secundan en cada uno de estos encuentros, que han incluido, además de las autoridades económicas, a miembros de la oposición, como los exministros de Economía, Roberto Lavagna y Axel Kicillof.

Cardarelli hizo referencias públicas sobre el encuentro que tuvo con la CGT. Sobre los tópicos que abordaron durante la reunión el funcionario del FMI reveló que hablaron de la “economía real, reformas estructurales y cómo garantizar el crecimiento de la economía argentina, que es fundamental”.

Al ser consultado sobre si hay preocupación de parte de los gremios por la situación actual, Cardarelli dijo: “Si claro, están preocupados por la situación económica, todos estamos preocupados por la situación económica. Nosotros creemos que va a ser mejor en 2019, pero claro que hay riesgos, como siempre”.

Sin embargo, fuentes gremiales dieron a El Cronista una versión más detallada del encuentro. Según el testimonio de testigos del encuentro, los líderes cegetistas le efectuaron “duros planteos” a los miembros de la misión del organismo. “Hubo, por un lado, una descripción de la gravísima situación socio económica y laboral (inflación, pérdida de puestos de trabajo, caída de los salarios y del poder adquisitivo, cierre de empresas, situación de los jubilados, aumento de la pobreza). Frente a este cuadro de situación, está latente la reacción sindical y no se descartan medidas de fuerza gremial”.

La CGT también le dijo al Fondo que “el Gobierno dice que cumple con sus recomendaciones y hasta la fecha no se ven resultados positivos ni en materia de inflación, ni de recuperación del salario, ni de actividad económica, ni de perspectivas de crecimiento”.

Las mismas fuentes contaron que “se le manifestó al Fondo que el plan de estabilización no se traduce en un crecimiento económico virtuoso y mejoras en la situación social”. Por eso “se le planteó la revisión del acuerdo Fondo-Gobierno” y se le “demandó la necesidad de contener y pesificar los aumentos de tarifas”.

De acuerdo a la versión cegetista, Cardarelli habría contestado: “Nosotros no pedimos ninguna reforma laboral. Un mercado laboral demasiado rígido es malo y demasiado flexible, también es malo. Cualquier reforma estructural que se quiera llevar adelante, sea de la naturaleza que sea, es más viable en un marco de crecimiento económico y requiere de consensos políticos, sino está destinada al fracaso”.

Advertisement
VIAcronista.com
Compartir