Otra vez subió el dólar y en el Nuevo Banco del Chaco rozó los $42

El dólar aceleró su alza en las primeras horas de este miércoles. Con un salto de más del 2%, el precio de venta al público superó los $41 en algunas entidades, su mayor valor desde fines de septiembre pasado. En el Nuevo Banco del Chaco, se conseguía a $41,92.

Según el promedio diario que difunde el Banco Central, el dólar minorista escala 46 centavos con respecto al cierre previo y se ofrece a $40,77.

En el Banco Nación, que habitualmente ofrece una de las cotizaciones más bajas del mercado, la divisa se ofrece a $41,30 y sube $1,10 centavos frente al cierre previo. En otras entidades privadas, en tanto, el tipo de cambio llega a $41,60.

En el Chaco, el NBCh ofrecía la divisa norteamericana a $40.09 para la compra y $41,92 para la venta. En tanto, la casa de cambio El Dorado, tenía una cotización de $39,50 para la compra y $41,50 para la venta.

Según informó el diario La Nación, el mayorista escala más del 2,6% y se posiciona por encima de $40. Luego de la suba del martes, cuando cerró a $39,29, la cotización sube $1,20 y se ofrece a $40,49 pasadas las 12:45.

La baja en las tasas de interés de las últimas semanas, que genera menores rendimientos a las inversiones en pesos, es uno de los factores que, según los analistas consultados por el matutino porteño, explica el avance del dólar en las últimas jornadas.

“Este movimiento está en línea con lo que uno hubiera esperado después del recorte en las tasas desde fines de enero. Veníamos de niveles muy altos porque el objetivo principal seguía siendo estabilizar la demanda de dinero después de la corrida, y el BCRA se manejaba con un colchón de prudencia muy importante”, afirma Martín Vauthier, economista del estudio Eco Go.

“Si bien siguen siendo altas, el BCRA aceleró la baja de tasas eso se traslada al mercado cambiario, básicamente porque incide sobre el carry trade. Instrumentos de ahorro en pesos como los plazos fijos pierden atractivo porque la tasa que entregan está más ajustada frente a las expectativas de inflación y las expectativas de devaluación”, afirma.

Compartir