Venezuela: La Fuerza Armada apoya a Maduro y la Corte acusó a Estados Unidos de conspiración

La Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) no acepta a un presidente impuesto al margen de la ley, esto en referencia a la autoproclamación de Juan Guaidó, como presidente encargado del país y la Corte de Venezuela denunció un "golpe de Estado". En la apertura del año judicial 2019, el titular del Tribunal Supremo de Justicia advirtió que EE.UU quiere "someter a la democracia e imponer sus criterios”.

Maduro en acto de la Corte de Venezuela.

El ministro del Poder Popular para la Defensa, G/J Vladimir Padrino López, expresó que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) no acepta a un presidente impuesto al margen de la ley.

“El desespero y la intolerancia atentan contra la paz de la Nación. Los soldados de la Patria no aceptamos a un presidente impuesto a la sombra de oscuros intereses ni autoproclamado al margen de la Ley. La FANB defiende nuestra Constitución y es garante de la soberanía nacional”, sostuvo el titular de Defensa.

Por su parte, el Comandante General del Ejército Bolivariano, M/G Jesús Suárez Chourio, afirmó que los soldados “jamás traicionaremos la voluntad del Pueblo. Los hombres y mujeres de la FANB, ratificamos absoluta lealtad a la Constitución y a nuestro C/J Nicolás Maduro”.

También el Comandante de la Defensa Aeroespacial Integral de la FANB, Juan Manuel Teixera Díaz – como la Armada Bolivariana -, ratificaron que el presidente constitucional legítimo de Venezuela, así como su Comandante en Jefe, es Nicolás Maduro Moros.

Pronunciamiento de la Corte venezolana
“Denunciamos que en Venezuela se está gestando un golpe de Estado con la anuencia de gobiernos extranjeros con un vasto antecedente de conspiración y promotores de guerra fraticida en la región”, advirtió el titular del cuerpo, durante un acto al que asistió el jefe del Estado, Nicolás Maduro, y otros funcionarios.

En su extenso discurso, Moreno respaldó a Maduro y calificó la autoproclamación de Guaidó como “presidente encargado” como un “golpe de Estado”, que “no sólo trata de mellar la estructura del gobierno ejecutivo sino de todas las demás instituciones que son la base de un Estado democrático”. Su intervención estuvo teñida por una rotunda crítica hacia Estados Unidos.

El primer mandatario, Nicolás Maduro, en el mismo acto, afirmó que el opositor Juan Guaidó es “un títere” de la Casa Blanca, y pidió justicia “para mantener la paz”.

Se refirió a los conspiradores e ironizó: “De ahora en más al presidente lo eligen en Washington y lo juramentan en la calle”. “Quieren desmembrar la República y la noción del estado democrático (…) con un presidente títere”, agregó.

 

VIApagina12.com.ar/nodal.am
Compartir