Inauguraron la Biblioteca del Instituto Belgraniano del Chaco

Llevará el merecido nombre de “Profesora Amelia Fernández de Mahave”. Está ubicada en la sede del Instituto, en calle Liniers Nº 550, de la ciudad de Resistencia. “Amelia fue una persona excepcional y su vida completó la parábola de su propio destino", sostuvo el prof. Antonio Mahave.

Sentido homenaje en la inauguración de la biblioteca del Instituto Belgraniano.

La ceremonia contó con la presencia de la doctora María Luisa Lucas y el profesor Antonio Mahave, fundadores del Instituto Belgraniano del Chaco; la profesora Marilyn Cristófani, del Club Social de Resistencia; el doctor Honoris Causa profesor Marcos Altamirano, la presidente del Instituto Belgraniano del Chaco, doctora María Noel Ibarra; miembros del Consejo Directivo, amigos y familiares.

En la oportunidad se recordó que “Amelia fue profesora de geografía durante más de 30 años en la Escuela Normal Mixta Sarmiento y fue miembro de la Sociedad Argentina de Escritores, con la coautoría de su hermana Adela Fernández de Sáez; y con su colega, profesora Graciana Fernández de Fernández Rey, editaron sus primeros libros, “Apuntes sobre los Ríos de Chaco” en el año 1972 y “Geografía del Chaco” en el año 1974”.

“En el año 1979, año de la fundación del Instituto Belgraniano del Chaco, la profesora Amelia Fernández de Mahave se incorpora a las reuniones de camaradería, desde ese entonces ha formado parte del Consejo Directivo. Estuvo presente en las actividades que el Instituto llevó adelante, integrando comisiones para los programas de carácter académico, en especial la de Educación, y ,participó siempre aportando su conocimiento y experiencia docente”.

“En el año 1997 publico el libro “Gran Resistencia, Área Metropolitana” y por ultimo “La Cultura Chaqueña” en el año 2000, ambos de su autoría. Posteriormente se dedicó a reunir documentación sobre la vida y obra de “Personalidades sobresalientes en la historia Chaqueña”, con la idea de publicar su quinto libro, lo que no fue posible porque su salud la obligo a abandonar el proyecto”, destacaron.

La presidente del Instituto Belgraniano, doctora María Noel Ibarra, expresó a su tiempo que “durante los últimos diez años en los que me incorporé a las reuniones de amigos belgranianos, Amelia ha asistido a todos los encuentros, y es difícil imaginarnos una reunión de Consejo Directivo sin su presencia. En esta casa, siempre va a estar presente, y esta Biblioteca la inauguramos en su honor.”

Finalmente el profesor, Antonio Mahave, expresó que, “Amelia fue una persona excepcional y su vida completó la parábola de su propio destino, quedan como producto de su generosidad, amor y sacrificio, sus trabajos, una familia llena de nietos, y su grupo de amigos belgranianos. Agradezco a Dios haberla tenido y a los queridos amigos del Instituto Belgraniano por sus muestras de solidaridad, espiritualmente tan valiosas, y por este homenaje, tan merecido.”

 

 

Compartir