Una mujer murió tras dar a luz en un hospital de General San Martín; deberán indemnizar a su familia

Fue en 2001, en el Hospital "Félix Pértile". Una mujer de 26 años, que era madre de cinco hijos menores, falleció luego de dar a luz a su sexta niña por una hemorragia. El médico que debía asistirla no se encontraba en la localidad y la atendió recién dos horas después. Un fallo de segunda instancia confirmó la condena contra los médicos y el Estado chaqueño.

Hospital Pértile de General San Martín

A 17 años de la muerte de una mujer luego de dar a luz a una niña en el Hospital “Félix Pértile” de General San Martín, un fallo de segunda instancia confirmó que la Provincia del Chaco deberá indemnizar por más de 400 mil pesos a su esposo y a sus seis hijos al ratificar que se trató de un caso de mala praxis.

Así lo resolvió la Sala III de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Resistencia que también condenó a dos médicos y al propio nosocomio por la muerte de la paciente de apenas 26 años que era madre de cinco hijos menores de edad. Además, el fallo eximió de responsabilidad por la muerte al médico residente por considerar que actuó de acuerdo a lo que estaba a su alcance más allá del posterior desenlace fatal.

La sentencia, que difunde CHACODIAPORDIA.COM, fue dictada el 31 de octubre pasado y lleva la firma de los camaristas María Teresa Varela y Diego Gabriel Derewicki. La condena por daños y perjuicios alcanza a los doctores Hugo Díaz Contreras, quién llegó tarde para realizar la intervención; el por entonces director del Hospital, José Luis Lerman, el nosocomio público y la Provincia del Chaco.

Según se desprende del fallo, la mujer falleció por la hemorragia sufrida por la tardía extracción de la placenta, que, según los peritos, no debe demorar más de 30 minutos. Sin embargo, por la ausencia del médico tocoginecólogo, quién no se encontraba en la localidad de General San Martín en ese momento, la intervención se le practicó recién dos horas después, cuando el cuadro de salud de la mujer se había agravado y, finalmente, derivó en su muerte.

Compartir