Centro de Atención a Víctimas de Violencia, colapsado por falta de recursos y exceso de demanda

Las trabajadoras del Centro de Atención a Víctimas de Violencias hicieron pública su preocupación por encontrarse en situación de emergencia. La falta de recursos, el colpaso de la demanda y la falta de una estructura que les dé entidad legal como parte del Estado hacen cada vez más difícil seguir asistiendo a las víctimas.

Centro de Atención a Víctimas de Violencia, colapsado por falta de recursos y exceso de demanda

“La situación es apremiante, hay 12 profesionales para contener alrededor de mil consultas mensuales, que incluyen derivaciones de las líneas 137 y 102, Comisarías, Juzgados y admisiones regulares para población en situación de extrema vulnerabilidad psíquica y social del Gran Resistencia. A esto hay que sumarle las tareas administrativas que son fundamentales con todas las áreas estatales con las que necesariamente tenemos que articular el trabajo”.

Al no tener un organigrama oficial, el CAVV no forma parte de la estructura estatal y por lo tanto no tiene presupuesto propio ni recursos para cumplir con sus objetivos. “Éste es un espacio interministerial, depende de todos los Ministerios y a la vez de ninguno formalmente. Es el único lugar en su tipo que aborda de manera integral e interdisciplinaria la problemática de las violencias. Hay psicólogas, psiquiatras, abogadas, trabajadoras sociales y técnicos. El Estado nos asigna una función: asistir a las víctimas de violencia en estado de emergencia y vulnerabilidad social. Pero no nos brindan los recursos para poder cumplir con esa función. El equipo funciona en gran medida gracias al compromiso profesional y la voluntad de sus trabajadores”.

Ya agotaron las instancias formales de reclamo y notificación a los Ministerios de los cuales dependen: “tenemos empleados de planta permanente que no les renuevan sus afectaciones o son provisorias; becados precarizados, algunos esperando la renovación de sus becas; no tenemos presupuesto para la compra de insumos y no nos asignan más personal para contener la demanda. En un contexto de extrema violencia de género, si este espacio deja de funcionar están en riesgo las vidas de mujeres y menores por el desvalimiento psíquico y legal. Van a morir más mujeres por ausencia del Estado”.

Por último, las integrantes del equipo explicaron que su trabajo “demanda presencia corporal y formación específica. A medida que pasa el tiempo, las consultas crecen en número y complejidad y los sueldos de los profesionales deben estar garantizados para cumplir con la tarea”.

CAVV – López y Planes 157 (Resistencia) atención de lun. a vier. 7 a 15 hs. Tel. 0362-4452585 // 3624747247 (cel).

Compartir