Conflicto territorial en Miraflores: se reunió la mesa de trabajo

Este lunes se reunió la mesa Inter-Estado que aglutina a diferentes sectores del Gobierno provincial y de los tres Poderes del Estado, con el objetivo de impulsar políticas sociales que permitan zanjar el conflicto territorial de larga data en la zona de Miraflores, más específicamente en Colonia La Florida.

El encuentro tuvo lugar en el Salón Obligado de Casa de Gobierno y fue encabezado por el secretaria General de Gobierno y Coordinación María Elina Serrano y el presidente de Colonización Walter Ferreyra, quien impulsó esta mesa junto a la Gerente General del organismo María Gabriela Alonso. También participaron el secretario de Derechos Humanos Juan Carlos Goya; el Fiscal de Estado Luis Alberto Meza; por el Poder Legislativo, la Diputada Andrea Charole; por el Poder Judicial la Dra. Cecilia Araceli Vargas; por la Procuraduría General de la Provincia Hugo Miguel Fonteina; y por la Defensoría General del Poder Judicial la Dra. Gisela Gauna Wirz.

Ferreyra explicó que esta situación tiene como inicio a los primeros años de la década del 30, donde el Gobierno propuso a través del gobernador del Territorio Nacional del Chaco un acuerdo con los caciques: Augusto Soria, Cabito Leiva y Juan Alegre, “quienes vivían en las tierras donde actualmente se asienta la ciudad de Juan José Castelli”. En ese entonces, el gobierno se comprometió a entregar a las comunidades una fracción de 10 mil hectáreas en la colonia La Florida a cambio de que “abandonen la zona de Castelli”.

Con la Provincialización del Chaco, el nuevo Estado Provincial “no reconoció estos acuerdos entre el Gobierno Nacional y los pueblos originarios”, por lo que las tierras se distribuyeron entre criollos y originarios indistintamente. Luego de un largo conflicto histórico, se dio lugar a una serie de fricciones entre comunidades originarias de la zona.

El por ello, que a partir de la propuesta del Instituto de Colonización, el gobernador Domingo Peppo tomó la decisión de conformar una mesa de trabajo integrada por los demás Poderes, “para poder llegar a un acuerdo junto con los representantes de los pueblos originarios de la colonia La Florida”.

“Luego de una brillante propuesta del gobernador Domingo Peppo, planificamos un nuevo encuentro donde las comunidades originarias puedan hacer su descargo, plantear sus reclamos con hechos históricos y documentación necesaria. Lo vemos como un aporte para resolver este conflicto y queremos que las comunidades puedan ser escuchadas”, dijo Ferreyra y agregó que “desde el instituto de Colonización vamos a aportar todos los expedientes administrativos de lo que sea propiedad o fiscal, de lo que esté adjudicado o de lo que esté simplemente ocupado. Los actores van a tener cada uno de los expedientes y la historia administrativa de cada uno de esos lotes en conflicto”.

Asimismo, el titular de Colonización recordó que hay “36 causas judiciales abiertas en la zona de Miraflores que tratan de un reclamo histórico de las comunidades originarias”.

Compartir