Una fiscalía archivó denuncia por violencia de género y el STJ ordenó escuchar a la víctima

Una mujer denunció que el padre de sus tres hijos violó las medidas judiciales de protección dispuestas por la justicia de familia. La presentación fue derivada a la Fiscalía Nº 10 de Resistencia que consideró que no existía delito, aunque la remitió al Juzgado de Faltas de Barranqueras. La jueza Sandra Saidman tomó testimonio a la víctima pero se declaró incompetente. Ahora, el STJ ordenó a la Fiscalía que escuche a la mujer e investigue.

Sede del Superior Tribunal de Justicia del Chaco.

A raíz de un conflicto de competencia por un caso de violencia de género entre el Juzgado de Faltas de Barranqueras y la Fiscalía de Investigación Penal Nº 10 de Resistencia, el Superior Tribunal de Justicia del Chaco resolvió que es esta última la que “no debería omitir recepcionar declaración testimonial a la damnificada y requerir informes de antecedentes a fin de cumplir con los compromisos asumidos por el Estado Argentino en cuenta a la violencia de género”.

Advertisement

La resolución, a la que tuvo acceso CHACODIAPORDIA.COM, fue dictada el 28 de septiembre pasado y lleva las firmas de las ministras Iride Grillo, María Luisa Lucas y Emilia Valle, de la Sala de Asuntos Constitucionales del máximo tribunal de justicia del Chaco. En consonancia con el dictamen del procurador adjunto Miguel Fonteina, las ministras del Superior Tribunal de Justicia se inclinaron por la competencia de la Fiscalía Nº 10.

P.V.A. denunció en la Comisaría Primera de Barranqueras que el padre de sus tres hijos violó una medida del Juzgado de Familia que había dispuesto la exclusión de hogar y la prohibición de acercamiento y, posteriormente, se le había entrado un botón antipánico. Desde la Comisaría remiten la denuncia a la Fiscalía Penal Nº 10 de Resistencia, a cargo de la fiscal Liliana Beatriz Irala, quién consideró que no se configuraba ningún delito penal y decidió archivar la denuncia aplicando el “criterio de oportunidad”, pero no notificó a la denunciante. Posteriormente, la remitió al Juzgado de Faltas de Barranqueras por considerar que se podría tratar de un caso de “malos tratos”, tipificado como una “falta” y no como “delito”.

A su turno, la titular del Juzgado de Faltas de Barranqueras, Sandra Saidman, tomó testimonio a la víctima pero se declaró incompetente y remitió la causa al Superior Tribunal de Justicia para que defina la competencia en el caso.

“No omitir recepcionar declaración testimonial a la damnificada”

Las ministras del STJ consideraron que “la violencia de género constituye un flagelo de preocupante crecimiento, siendo responsabilidad del Ministerio Público Fiscal detectar de manera oportuna dichos hechos, escuchando las manifestaciones de quienes se presentan como víctimas, lo que, reiteramos, no ha ocurrido en el trámite de las presentes”. En ese contexto, citaron parte del articulado de la ley Nº 26485 de “Protección Integral para Prevenir, Sancionar, Erradicar la Violencia contra las Mujeres” por las cuáles el Estado Argentino se comprometió a garantizar los derechos reconocidos por la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres.

“Teniendo en cuenta el hecho denunciado y el testimonio brindado en sede del juzgado de faltas, la Sra. Fiscal de Investigación no debería omitir recepcionar declaración testimonial a la damnificada y requerir informes de antecedentes a fin de cumplir con los compromisos asumidos por el Estado Argentino en cuanto a la violencia de género”, concluyeron.

Advertisement
Compartir