Muerte en el barrio San Pablo: el Procurador Adjunto dijo que no se descarta ninguna hipótesis

En el marco de la investigación por la muerte del joven Brian Pujol, quien apareció sin vida en un zanjón del barrio San Pablo, el Procurador General Adjunto, Miguel Fonteina, pidió prudencia a la hora de informar teniendo en cuenta que las pesquisas están en su etapa inicial. Afirmó que la fiscal que lleva el caso, Daniela Meiriño, no descarta ninguna hipótesis. Confirmó que desde la familia de la víctima acusaron a los agentes de la comisaría cuarta.

Brian Exequiel Pujol, de 17 años, apareció muerto este domingo en horas de la siesta en una zanja del barrio San Pablo, en Resistencia.

La muerte de Brian Pujol es un misterio. Es que el joven de 17 años que apareció en un zanjón del barrio San Pablo, a pocos metros de su casa, dejó un manto de dudas respecto de qué le ocurrió la mañana del domingo.

Advertisement

Las hipótesis alrededor de su muerte son varias. Una apunta a que esa mañana estuvo de fiesta y alcoholizado tuvo un accidente, cayó a la zanja y murió ahogado. La otra señala a la presunta participación de agentes de la comisaría cuarta, quienes, según la familia de Brian, lo hostigaban constantemente.

“Somos muy prudentes porque hay una cuestión muy sensible”, consideró el Procurador Adjunto, Miguel Fonteina. En declaraciones a RADIO CIUDAD, Fonteina señaló que hasta el momento la fiscal que lleva la causa, Daniela Meiriño, no cuenta con el informe final de la autopsia por lo que aún es muy pronto para determinar en qué condiciones estaba el cuerpo del joven Brian Pujol, quien apareció muerto el domingo a la siesta en el barrio San Pablo.

“Además de eso, siempre se sabe que principalmente los familiares tienen la posibilidad de no solamente tomar conocimiento de los resultados de la autopsia, sino también en el caso de que no concuerden con esa pericia, pueden nombrar un perito de parte”, afirmó Fonteina.

Por otra parte, en cuanto a la hipótesis de una presunta participación de la policía en la muerte de Brian, Fonteina dijo que también se tuvo en cuenta esta posibilidad y es por eso que la investigación quedó a manos de la División Homicidios y no de la sospechada comisaría cuarta.

“Estuve hablando con la fiscal, y en un primer momento, cuando salen los familiares a sindicar como responsables a funcionarios de la comisaría cuarta, ella misma sacó la investigación de manos de esa comisaría y la pone en la División Homicidios”, comentó.

“A partir de ahí, son otros los que están a cargo de la investigación penal preparatoria. Y la fiscal recepcionará las declaraciones de los familiares para ver qué pueden aportar sobre los hechos precedentes y verificar si a través de los testimonios determinar si algún funcionario policial estuvo en el lugar”, sostuvo.

Advertisement
Compartir