El hijo de Sabadini fue diagnosticado con streptococcus: “Hay médicos que están subestimando esta bacteria”, alertó el fiscal

Uno de los hijos del fiscal Federal de Resistencia, Patricio Sabadini, está internado luego de que se le detectara la peligrosa bacteria streptococcus pyogenes, que ocasionó la muerte de al menos siete menores, un adolescente y dos adultos en distintas regiones del país. El fiscal pidió que los médicos no subestimen los alcances de esta bacteria.

Patricio Sabadini, fiscal Federal de Resistencia.

En diálogo con CHACO DIA POR DIA, Sabadini comentó el periplo que padeció (y aún padece) su hijo de ocho años. “El nene empezó con un cuadro de fiebre el 17 de septiembre, aproximadamente. Fuimos a una médica dos o tres veces porque no le bajaba la fiebre. Nos dijo que le demos Febratic y que lo intercalemos con Novalgina. O sino que lo bañemos”, explicó.

Advertisement

“Hicimos esto pero no podíamos bajarle la fiebre. Volvimos a la misma médica y nos recetó Optamox (antibiótico de amplio espectro) pensando que era un virus. Como obviamente yo no estaba seguro de lo que me decía intercalé llamados con Luis Zapico (actual ministro de Salud y médico de cabecera de su hijo). Él me decía que si seguía con fiebre había que hacerle la prueba de la Influenza, pensando que era gripe A. Pero la Influenza salió negativo”, detalló Sabadini.

“A todo esto, el antibiótico le empezó a hacer efecto porque le bajó la fiebre. Pero este lunes, el nene fue a fútbol pero se sintió decaído a tal punto que la madre interrumpe la clase de fútbol y lo trajo a casa. Esa noche otra vez empezó con fiebre. Ante este cuadro, cambiamos de médica y fuimos con la esposa de Zapico, Andrea Lew, y ella nos dijo que había que hacerle urgente la prueba de esta bacteria streptococcus. Eso fue a la mañana del miércoles de esta semana y a la tarde salió la prueba diciendo que era positiva. Con la hipótesis de que ya la tenía hace una semana”, relató.

Tras confirmarse el cuadro, la médica le recetó Cefalosporina, un antibiótico semejante a la penicilina. Sin embargo, lejos de curarlo, le provocó una reacción alérgica. “Automáticamente se ordena la internación el jueves a la mañana. Ahí le inyectan otro medicamento para la alergia”, explicó el fiscal.

“Ahora está mejorando levemente. Sigue internado porque está siendo observado. Lo que ven los médicos es que hay una mutación de la bacteria. Porque es una bacteria sensible a los medicamentos pero está rebelde y no se la puede eliminar del todo”, contó.

Sabadini consideró que hay muchos médicos que están subestimando a la enfermedad, la cual puede complicarse severamente si no es tratada a tiempo. “Me escribieron muchos padres diciéndome que le pasó lo mismo: llevaron a sus hijos y el médico no quería hacerle la prueba de esta bacteria. Se rehusaban a hacerla”, señaló. “Si bien es cierto que hay una psicosis tampoco hay que subestimar esta enfermedad. Nosotros perdimos una semana”, lamentó.

 

Advertisement
Compartir