Juez suspendió beneficio al detenido que denunció a 6 penitenciarios y lesionó a una mujer policía

El juez de Ejecución Penal Nº1, Raúl Lataza Gandini, resolvió suspender las salidas excepcionales de Diego Armando Ibáñez para visitar a su madre. Al ser notificado, éste volvió a realizar amenazas y provocó incidentes en la Comisaría Octava de Rersistencia donde estaba alojado. Debió ser trasladado a Salud Mental.

Foto: ilustración

Una resolución del magistrado que supervisa el cumplimiento de pena del conflictivo interno, causó otra vez problemas en la Comisaría donde se estaba detenido.
El homicida Diego Armando Ibáñez, fue quien tiempo atrás efectuó las denuncias, primero contra seis penitenciarios y luego a policías, al ser notificado que el juez de Ejecución Penal le interrumpió la salida excepcional, volvió a realizar amenazas y provocó incidentes en la Comisaría Octava.

Advertisement

El condenado a prisión perpetua por asesinato de su padre, primeramente había provocado serios incidentes porque no quiso quedar alojado en la Comisaría de Isla del Cerrito, destino que él escogió. Allá dio marcha atrás y se dispuso a no quedarse, lanzando amenazas al personal.

Por lo que se resolvió regresarlo a la Comisaría Octava – donde fue alojado – luego de un habeas corpus concedido tras la denuncia de supuestas torturas de parte de un oficial, tres suboficiales y dos agentes de la alcaidía de Villa Barberán. Ese suceso que está en plena etapa de investigación, originó que el fiscal especial penal de Derechos Humanos, Daniel Turraca detuviera a todos los señalados por el preso.

La jueza de Garantías María de las Mercedes Pereyra, ordenó la libertad el 28 de agosto, estando aprehendidos tres días.

En la seccional Octava, esta semana, Ibáñez, amenazó a policías, golpeó a una oficial (quién accionó penalmente contra el preso) y también le pidió a su madre que se vaya si no quería terminal mal. Se golpeó la cabeza y debió ser reducido por el personal, a los que les advirtió que serían todos denunciados.

Sin salidas excepcionales
Lejos de ceder los días violento, en las últimas horas Diario Norte pudo confirmar que nuevamente el condenado entró en ira cuando se le notificó que el juez de Ejecución Penal Nº1 Raúl Lataza Gandini, resolvió suspenderle las salidas excepcionales para visitar a su madre.

En medio de esa situación, amenazó a un policía, y quiso lastimarse contra un armario de metal, pero los guardias lograron evitarlo.
Fue trasladado a Salud Mental del hospital Julio Perrando, y tomó intervención el fiscal en turno, Roberto Villalba, la Defensoría oficial y también funcionarios de la Secretaría de Derechos Humanos.

Advertisement
VIAdiarionorte.com
Compartir