Embarazo adolescente: el Departamento Güemes registra el mayor número en menores de 15

En el marco de la semana de concienciación sobre embarazo adolescente, Liliana Ensisa, se refirió al Plan Nacional de Reducción y Prevención del Embarazo No Intencional en la Adolescencia. Explicó que trabajan con asesores de salud en las escuelas secundarias y que actualmente cuentan con 23 personas en el Departamento San Fernando, 10 en el Güemes y 4 en el Chacabuco, pero la idea es llegar a las 164 escuelas secundarias de la provincia y derribar barreras para que el adolescente pueda asesorarse y consultar de manera confidencial.

Liliana Ensisa, coordinadora del Programa Provincial de Salud Integral en la Adolescencia.

La coordinadora del Programa Provincial de Salud Integral en la Adolescencia, Liliana Ensisa, visitó los estudios de CIUDAD TELEVISIÓN, oportunidad en la que se refirió a los alcances del programa en Chaco, una de las provincias con mayores índices de embarazos en la adolescencia.  Habló de la “no intencionalidad” como factor común en estos casos y señaló que, “si bien nuestra provincia tiene valores un poquito más bajos que el resto, es una cifra muy considerable porque habla muy a las claras de que un embarazo durante la adolescencia, que no está buscado, va a tener una historia diferente en relación a su propio embarazo y a la crianza de sus hijos posteriormente”.

Advertisement

El embarazo adolescente comprende a jóvenes de entre 10 y 19 años. “Se divide en embarazo en edades tempranas, menores de 15 años, y embarazo tardío de 15 a 19 años”, indicó la profesional.

Explicó que el Plan Nacional de Reducción y de Prevención del Embarazo No Intencional en la Adolescencia (ENIA), es un programa que se aplica desde fines del año pasado, para el que fueron convocadas varias provincias y principalmente las que tiene las cifras más altas de embarazo adolescentes. Chaco, entre las convocadas, lanzó oficialmente el programa en el mes de mayo, “con la presentación y la articulación de varios Ministerios”.

“El embarazo en la adolescencia no obedece a una sola causa, sino que es multicausal. Por ende, el abordaje también debe serlo”. “Este plan es muy amplio, es ambicioso, y está muy bien pensado pero a su vez es un desafío muy grande porque hay que llevarlo a los lugares en donde se han detectado aquellas situaciones de embarazo que por peso demográfico son más altos en el Departamentos San Fernando pero que, por peso en edad de embarazadas menores de 15 años, son mayores en el Departamento Güemes, Castelli para arriba”.

Habló de un desafío en ese sentido, en cuanto a la situación geográfica y el acceso a estos lugares para poder, de manera efectiva, ejecutar el plan. “Es un desafío más, aparte de todo lo que significa la coordinación entre el Ministerio de Educación, el de Salud y el de Desarrollo Social.

Informó que el plan es coordinado a nivel nacional por la PNSIA que es el organismo de protección de derecho a nivel nacional, que tiene su representación acá en la provincia y nosotros conformamos una mesa de trabajo que se reúne semanalmente o cada 15 días, depende de las actividades que tengamos, para efectivamente poner en función el Plan.

Explicó que desde el Ministerio de Salud participan dos programas, el de Salud Sexual y Reproductiva, a cargo de la doctora Natalia Kolakowski, y el de Salud Integral en la Adolescencia, a cargo suyo. “Cada uno de estos sectores tiene a su vez subcontrataciones de personal que actúan y trabajan directamente con los efectores de salud y con las escuelas, porque más del 75% de los adolescentes se encuentran escolarizados. Por ende, el trabajo es a través de lo que se denomina Asesores de Salud en las Escuelas Secundarias, que dependen del programa de Adolescencia”.

Señaló que actualmente hay 23 personas para el Departamento San Fernando, 10 para el Departamento Güemes y cuatro para el departamento Chacabuco.

La función específica de estos asesores, que fueron seleccionados por el perfil del trabajo, es que se pueda establecer un espacio de tiempo en las escuelas, para lo cual se relevaron todas las Secundarias del Chaco. “Están entre tres y cuatro horas en cada escuela, una vez por semana, para facilitar el acceso a los adolescentes a una consulta confidencial, a una charla confidencial, que tiene que ver con aspectos de su salud integral, porque no sólo es salud reproductiva, aunque la consulta más alta es en relación a esto porque la provincia lleva, desde fines de 2015, ejecutando asesorías a través de una prueba piloto en la que participó la provincia del Chaco y logramos desarrollar 16 asesorías”, comentó.

En esa línea, aseguró que el objetivo actual del plan es cubrir con asesorías las 164 escuelas secundarias. “Saltaríamos de 16 a una cobertura para los adolescentes, en esta estrategia, muchísimo más amplia”, indicó.

Habló de un largo trabajo de articulación con Educación, “porque son los docentes y los directores quienes nos deben ofrecer el espacio de trabajo y, además, confiar en el trabajo que nosotros hacemos porque está basado en los derechos de los adolescentes, la reforma del Código Civil y Comercial lo establece claramente y también que los adolescentes sepan que es confidencial”.

“El trabajo es poder facilitarles a los chicos la mejor información posible testeada y nosotros estamos en esas condiciones debido a las capacitaciones y a la formación que tenemos, de poder ofrecerlas en ese espacio de confidencialidad”, indicó.

En cuanto las actividades programadas para la semana, destacó que lo más importante es hacer saber a los adolescentes que existe este recurso. “Somos los adultos los que debemos habilitar el espacio para que los chicos puedan verdaderamente acceder. Y esa habilitación del espacio no depende únicamente de un trabajador de la salud o un asistente social, sino de todos los que trabajamos en el Estado y tenemos la información y la obligación de poseer la capacitación suficiente para que a estos adolescentes se les baje las barreras que habitualmente tienen para poder llegar a la información. Existen muchos prejuicios en relación al embarazo adolescente y de por qué llegaron a ese embarazo. La manera de poder trabajar esos prejuicios es con capacitación para allanar el camino para que este programa sea posible”.

 

Advertisement
Compartir