El chaqueño acusado de estrangular a su novia en Misiones se abstuvo de declarar

El tatuador acusado de estrangular a su novia y de guardar el cadáver en una heladera se abstuvo de declarar. La mamá de la víctima, aseguró que no quiere venganza sino “justicia por lo que ocurrió con su hija”.

El chaqueño acusado de estrangular a su novia en Misiones se abstuvo de declarar.

Juan Martín Carleris fue citado a indagatoria el viernes por el juez de Instrucción N° 1 de Posadas, Marcelo Cardozo. Lo imputaron formalmente por el homicidio de Natalia Samaniego -también nacida en el Chaco- la chica a la que hallaron muerta dentro de la heladera del monoambiente que alquilaba junto al joven sobre la avenida Santa Catalina casi López y Planes, en Posadas.

Advertisement

El joven fue trasladado a la sede judicial por segundo día consecutivo, ya que el jueves también había pisado el mismo lugar, aunque en esa oportunidad designó como abogada a la defensora oficial y luego regresó a la Comisaría Segunda, donde se encuentra alojado en condición de detenido.

Según consigna el diario El Territorio de Misiones, el sujeto optó por guardar silencio y se abstuvo de brindar declaración indagatoria ante el magistrado Marcelo Cardozo, titular del Juzgado de Instrucción Uno, y continuará detenido mientras avanza la investigación del caso que estremeció a la provincia y al país.

Cabe mencionar en este punto que abstenerse de declarar es un derecho de los imputados y este silencio no debe ser considerado como presunción de culpabilidad. En tanto, fue informado formalmente por el fallecimiento de la joven chaqueña y las pruebas recolectadas al momento en su contra.

De esta forma, Carleris continuará detenido mientras la Justicia continúa investigando el hecho y sumando la mayor cantidad de pruebas, elementos e indicios que permitan esclarecer el crimen.

Sobre este punto, se recordará que dicho magistrado ya ordenó una serie de medidas están en pleno proceso, entre ellas una pericia caligráfica a la carta hallada en la escena del hecho. En ese escrito, según señalaron voceros del caso, el apuntado realizaba invocaciones a Lucifer y, prácticamente, confesaba el crimen de su pareja.

Perfil violento

Los días consiguientes revelaron, a partir de los testimonios de los familiares, el perfil violento de Carleris, que hacía tatuajes pero que obtenía su principal ingreso del cuidado de ancianos.

“Tenían discusiones en forma reiterada. Ella siempre quedaba mal después de eso, pero él siempre la llamaba y le insistía para volver. Ella siempre me ponía en un lugar en el que yo no me podía meter en la relación y por eso yo nunca logré aislarla de él”, expresó en diálogo con El Territorio Teresa Gamarra, madre de Samaniego.

“Él era celoso e histérico y siempre fue agresivo verbalmente, eso me consta”, dijo al describir al presunto femicida. “Ellos convivieron un tiempo -en 2016- y no resultó porque no se llevaban muy bien. Se peleaban muy feo y yo la fui a buscar y la traje a mi casa; ella estaba decidida a dejarlo y la mamá de él lo llevó a Chaco. Desde allá, él le escribía que le amaba y le extrañaba y con eso le fue convenciendo”, agregó Lorena, hermana menor de Natalia.

Advertisement
FuentePrimera Línea
Compartir