Tras la intervención del Central, el dólar bajó 51 centavos y cerró en $39,25

Tras la reciente disparada, la divisa cedió con fuerza en bancos y agencias de la city porteña. Ocurrió después de que el Central saliera a ofrecer divisas en la plaza por primera vez en mucho tiempo, más allá de subastar u$s 100 millones. La divisa perdió 44 centavos cerca del final de la rueda.

Dólares.

Operadores especulan con que la autoridad monetaria participó en la rueda activamente con un “guiño del FMI”. También intervinieron bancos oficiales. El blue, en tanto, cede a $39,90.

Advertisement

Por primera vez en mucho tiempo, el BCRA salió a vender reservas en el mercado en forma directa y logró desinflar el precio del dólar, que cayó 51 centavos a $39,28, en una plaza con incertidumbre ante las nuevas negociaciones del Gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para acceder a otro plan de ayuda financiera.

Después de subastar u$s 100 millones en el inicio de la jornada, operadores especularon con que la autoridad monetaria participó en la rueda activamente con un “guiño del FMI”, dado que en el primer acuerdo con el organismo internacional había pactado un margen de maniobra muy limitado y no podía utilizar reservas discrecionalmente en el mercado para contener al dólar.

Así es como tras varios días de saltos abruptos, el mercado cambiario encontraba un respiro este miércoles.

En el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), la divisa descendió 48 centavos a $ 38,40, a partir de las ventas de la autoridad monetaria, y de algunos bancos oficiales, dijeron operadores. “Ventas del BCRA aplastaron cotización del dólar mayorista”, dijo el analista Gustavo Quintana.

En el mercado informal, mientras tanto, el blue desciende 50 centavos a $ 39,50, según el relevamiento de este medio en cuevas del microcentro porteño. En tanto, el “contado con liqui” trepó ayer un 3,5% a $ 39,19.

Por último, las reservas del Banco Central cedieron este martes u$s 947 millones hasta los u$s 51.443 millones.

Advertisement
VIAambito.com
Compartir