Para el intendente de Sáenz Peña, al intento de saqueo “no lo motivó el hambre”

Gerardo Cipolini, jefe comunal de la localidad chaqueña en donde murió un joven de 13 años en medio de incidentes entre supermercadistas, efectivos policiales y habitantes del barrio Obrero, afirmó que "los nefastos de siempre estuvieron incentivando esto"

Gerardo Cipolini, diputado nacional.

“El escenario aquí no es dramático; aquí nadie se muere de hambre. ¿Hay carencias? Sí, pero esta es una provincia donde nadie se muere de hambre. Los nefastos de siempre estuvieron incentivando esto”. Así, con esta afirmación, el intendente de Presidente Roque Sáenz Peña, Gerardo Cipolini, se refirió a la muerte de un joven de 13 años que murió en el marco de un intento de saqueo al supermercado Nuevo Impulso.

Advertisement

Los incidentes se produjeron durante la madrugada de hoy en el Barrio Obrero, cuando 50 personas llegaron al comercio para reclamar alimentos. Según el relato del ministro de Seguridad Pública provincial, Carlos Barsesa, un grupo reducido forcejeó con las personas que se encontraban en el interior del supermercado, se rompieron varios vidrios y, ante el llamado al 911, la policía acudió al lugar y dispersó a los manifestantes, que regresaron al lugar minutos más tarde, y armados. Ahí es cuando se habría producido el enfrentamiento que terminó con la vida del menor de edad.

Sin embargo, Cipolini señaló que el joven fue trasladado a un hospital antes de que llegara al lugar la policía. “Cuando llegaron los efectivos yo no estaba más el niño; ya se encontraba en el hospital. La policía se manejó todo el tiempo con postas de goma, y el segundo herido justamente tiene una herida en el rostro. El niño muere por un tiroteo previo entre los que defendían el supermercado, porque aparentemente había vecinos armados, el propietario y este grupo de gente”, detalló el jefe comunal en diálogo con radio La Red.

Consultado sobre la motivación del intento de saqueo, el intendente de Sáenz Peña responsabilizó a “los nefastos de siempre que estuvieron incentivando”. “Yo lo llamé al gobernador (Domingo Peppo) y en ese momento me comentó que iba a disponer que fuera la infantería, porque había un cronograma de varios intentos de saqueos, pero esto no lo motivó el hambre, esto es la mano siniestra de algunos que se resisten a terminar presos”, planteó.

“Quiero llevar tranquilidad a la gente; no llegó a haber ningún saqueo, la lamentable muerte del niño corresponde a un episodio previo a la llegada de la policía”, señaló Cipolini.

En esta misma línea se refirió el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, al ser consultado en Radio con vos: “Hable con el gobernador Peppo; hubo hechos organizados, delictivos. En el caso de Chaco hay una investigación y el Ministerio de Seguridad se está ocupando de que no hayan saqueos”.

En tanto, el ministro de Seguridad Pública de Chaco, Carlos Barsesa, expresó que los incidentes tuvieron “que ver con una situación social que está caliente”. “Estamos hablando de un barrio muy vulnerable, de nulos recursos. Fue una situación tensa que tenemos que trabajar para contener la cuestión social, porque esta gente ya no soporta más tensar la cuerda. Hay que pensar que esta situación puede darse en todo el país”, amplió el funcionario de Chaco.

Advertisement
FuenteInfobae
Compartir