Donación de sangre: Los desesperados pedidos por donantes, tendrían solución

Lamentablemente, ya son frecuentes en nuestra ciudad las cadenas en redes sociales y mensaje de Whatsapp, donde vecinos piden por donantes de sangre para familiares y/o conocidos que la necesitan de manera urgente.

María Teresa Celada.

Por María Teresa Celada *

Advertisement

El gran espíritu solidario de los ciudadanos de Resistencia hace que en muchos de esos casos se logren conseguir la totalidad necesaria (no sin antes pasar por un proceso cercano a la desesperación), y en otro tanto, no siempre se consigue lograr ello, sobre todo cuando se trata de grupos sanguíneos particulares, que no abundan en nuestra sociedad.

Esta realidad podría ser distinta, y solo requiere que el Municipio de Resistencia implemente las normas vigentes. Ni más, ni menos. Pero, al igual que en muchos otros campos (donde se destacan los más sensible, como éste, donde hay vidas en juego), y por motivos que no sabemos, y por ende, mucho menos entendemos, funcionarios del Municipio dejan dormir normas que, en caso de aplicarlas, ayudaría notablemente en problemáticas como la que estamos contando.

El 22 de abril de 2016, con el número de Actuación Simple 39.675-C, presenté un proyecto de Ordenanza que elaboré junto a mi equipo de trabajo, para crear el Registro Municipal de Dadores de Sangre, una herramienta que consideramos de vital  importancia para que todos los ciudadanos tomemos conciencia de lo valioso que es la donación de sangre, que nos permite salvar vidas, y fundamentalmente, para que cada una de las personas que quieran ser donantes, tengan un lugar donde manifestarlo y desde donde puedan llamarla cada vez que se necesiten dadores de sangre.

Es muy simple: yo quiero ser donante de sangre, me inscribo en este Registro dejando todos los detalles pertinentes al caso; y cada vez que en la ciudad se necesita de donantes, un área municipal se encarga de llamar al inscripto, señalándole donde ir a realizar la donación correspondiente.

Ese proyecto fue aprobado el 28 de junio de 2016, bajo el número de Ordenanza 11.846, promulgada el 7 de julio de ese año por Resolución de Intendencia N° 861, y publicada en el Boletín Oficial de la ciudad N° 27/2016, de fecha 11 de agosto de dicho año.
Recordemos: una vez publicada la Ordenanza en el Boletín Oficial, entra en vigencia. Han pasado 2 años del momento de la promulgación, y el Registro jamás se realizó.

No hay compromiso de los funcionarios municipales para mejorar la calidad de vida de los vecinos, de darle herramientas para solucionar situaciones problemáticas, de preocuparse por salvar vidas. No les interesa capacitar en reanimación cardiopulmonar (Ordenanza N° 11.791) ni en instalar Desfibriladores Externos Automáticos (Ordenanza N° 12.649), ni en crear un Registro de Dadores de Sangre. ¿Imaginan que distinto sería que en lugar de movilizar cielo y tierra para conseguir donantes para un familiar, uno sepa que existe un registro donde llamar directamente a personas que tienen la firme voluntad de ser donantes?

La Ordenanza de la que hablamos nació como el fruto de una gestión que tiene coherencia: hacemos lo que decimos; nos ocupamos de lo que preocupa. Apelamos al diálogo sincero y permanente con toda la sociedad para tomar cuenta de los problemas que hay y trabajar en darle respuestas. Pero sobre todo, tenemos un férreo apego a las instituciones, porque creemos que de ellas salen las normas que hacen que las sociedades vivan mejor, con mucho trabajo, compromiso, confianza y sensibilidad social.

Nada de eso vemos en el Ejecutivo Municipal. No se explica cuáles son los motivos por lo cual no hacen lo que deben hacer: implementar las normas vigentes. No estamos hablando de un capricho que nació de una concejal, sino de un instrumento legal aprobado en el seno del Concejo Municipal, promulgado por el Ejecutivo Municipal y publicado en Boletín Oficial. ¿Qué más hace falta?

Señores funcionarios, expliquen qué pasa; pero sobre todo, hagan. Están para eso.

 

(*) Concejal de la ciudad de Resistencia por la UCR

Advertisement
Compartir