Mateo Aleman: “La construcción no está al margen del deterioro nacional”

El titular de la CEC, aseguró que se profundiza la crisis del sector de la construcción, y que al bajo nivel de obras públicas, que vienen de la gestión anterior, se le suma la quita del Fondo Solidario Federal que tenía como fin la inversión en infraestructura, tanto en la provincia como en los Municipios. En cuanto al sector privado, aseguró que los porcentajes que se mantuvieron durante 2014 y 2015, “hoy estamos prácticamente en un 20% de esa actividad”.

Mateo Aleman, de la Cámara de Empresas Constructoras.

El presidente de la Cámara de Empresas Constructoras (CEC), Mateo Aleman visitó los estudios de CIUDAD TELEVISIÓN, y habló de la paralización de la obra pública en general en el marco de la suspensión de la obra de ramales de aproximación del gasoducto. “Seguimos con las malas noticias; se viene profundizando el problema del sector constructivo. Lastimosamente, la construcción no está al margen del deterioro nacional que se agudiza con conflictos en la industria, en la educación, en los salarios de los trabajadores, intereses inaccesibles entre el 40% y el 50% en lo bancario; así que hay un franco deterioro y en este esquema no hemos podido salir a recuperar más de 10.000 trabajadores que hemos perdido en estos tres años. Esto significa más de 40 mil personas afectadas en forma directa e indirectamente estaríamos hablando de la tercera vía, cerca de 120.000 o 130.000 personas afectadas indirectamente, los hojalateros, soldadores, un montón de cadenas miniproductivas que intervienen dentro de esta gran madre que es la industria de la construcción”.

Advertisement

Informó que al día de hoy, “están paralizadas más de 7.500 viviendas de aquella famosa “pesada herencia”; obras que las tendríamos que haber terminado en seis o siete meses y llevan más de tres años y medio”. Señaló que  “con gran esfuerzo de la pequeña y mediana empresas hemos llegado a un avance del 40% y 50% promedio de todas ellas”, pero aclaró que lo hicieron “con un precio total y absolutamente deteriorado”. “Seguimos esperando esta famosa actualización de precios de Nación, y no llega. Y se han deteriorado absolutamente todos los precios: interanual, el cemento ha subido entre el 80% y 90%.Veníamos de un dólar a $9,50 y con este que estamos es casi el 300% e impacta directamente, al igual que el combustible que impacta a los proveedores y al insumo que tenemos nosotros en la construcción”.

Otro de los perjuicios que enfrentan hace a la quita del Fondo Solidario Federal: “Nunca nos hubiésemos imaginado”. “Era una muy buena ley que había sido creada en la gestión anterior y era llevada en gran parte a la obra pública, a la infraestructura de la provincia, y un porcentaje, cerca del 40%, se destinaba automáticamente a los municipios que tenían la obligatoriedad de volcarlo a refacciones, por ende a obra pública. Muchos nos preguntamos qué será hoy de la Secretaría de Obras Públicas, porque eran recursos más que importante que lo manejaban ellos”, lamentó el empresario de la construcción y cuestionó: “seguramente ahora viene una segunda etapa de empezar a hablar de achicamiento del Estado. Al no tener recursos para administrar, seguramente vendrá una política de achicamiento”.

Respecto de la situación que atraviesa el trabajador desocupado, Almenan comentó que “en cualquiera de las empresas que en la década anterior teníamos un volumen de gente entre 80 y 120 o 140 personas, hoy cualquiera de estas empresas están reducidas a su mínima expresión. Estamos hablando de 12, 15 o 20 personas”. “Cuando se paraliza una obra en donde primero impacta es en los trabajadores, uno aguanta con los pocos fondos que puede llegar a tener y cuando se deteriora la falta de pago de tres, cuatro o cinco certificados lastiomosamente la variable de ajuste de esta cuestión, de informalidad del Estado nacional con las provincias son los trabajadores”.

 

La construcción en el sector privado

Aleman comentó que dentro de la Cámara, varios asociados se desenvuelven desde hace 10 y 12 años en el sector privado. “Lo que nos comentan es que se ha cambiado el cliente. Un cliente minorista, el pequeño comerciante, la persona que tenía un sueldo adquisitivo importante, que podía acceder a esa cuota, se le financiaba vía bancaria. Hoy el financiamiento ronda por encima del 60% o 70% mensual y se ha sacado ese pequeña obrita de los sectores medios”.

“Lo que sí existe, y esto es una realidad, es un sobrante en materia de capital, de grupos, de familias de sectores económicos importantes que en vez de comprar un departamento invierten en un piso, dos pisos o tres, medio edificio. Ese es el sector que hoy está movilizando al sector privado de la construcción”, indicó.

No obstante, aseguró que también “se han ido achicando”. De lo que se ha tenido en el 2014 y en el 2015, hoy estamos prácticamente en un 20% de esa actividad. La gran masividad que teníamos del consumidor minorista, hoy lo tenemos reducido en un mayorista, pero se sostiene”.

 

 

Advertisement
Compartir