En el peor incendio del año el fuego arrasó 900 hectáreas en Punilla

Las sierras de Punilla padecieron este fin de semana el peor incendio que se registró en la Provincia de Córdoba en que va del año y se perdieron 900 hectáreas de bosque nativo. El fiscal Martín Bertone imputó por 'incendio doloso' al intendente de Capilla del Monte, Gabriel Buffoni, al secretario de Gobierno, Claudio Maza, y a dos empleados del basural, el sitio donde se habrían iniciado las llamas.

Otra vez el fuego en las sierras de Córdoba.

Durante las últimas horas, trascendió que tanto la Secretaría de Ambiente como la Policía Ambiental ya le habían advertido al mandatario sobre los contrafuegos y las reservas de agua que debían realizarse en el sector.

Advertisement

Las pericias ordenadas por la Fiscalía de Cosquín aportaron elementos contundentes que permitieron afirmar que el voraz incendio forestal comenzó en el basural a cielo abierto que tiene esa localidad y en donde se estaban quemando desechos.

En ese sentido, el intendente Gabriel Buffoni (el más cuestionado que tiene la región) fue imputado por el hecho como máxima autoridad de Capilla del Monte, pero eligió como defensa la victimización y dijo que se trataba de un ‘complot’ en su contra.

Asimismo, cuestionó al gobierno provincial por la situación del basural y señaló: “Estábamos esperando una solución, había un proyecto de la Provincia, se iba a hacer un volcadero en Cruz del Eje pero quedó trunco. Creo que es un problema de todos, más con la sequía que hay”.

El fiscal también imputó a los trabajadores del basural, Walter Heredia y Walter José Heredia, quienes habrían sostenido en primera instancia que recibían orden directa del municipio de prender fuego para reducir el volumen de basura que a diario que se deposita en ese predio. Ahora los cuatro deberán presentarse a declarar el próximo jueves en la fiscalía de Bertone, en los Tribunales de Cosquín y declararán por la situación que derivó en un desastre ambiental.

Lo concreto es que, desde que asumió sus funciones, el intendente Buffoni ha sumergido a Capilla del Monte en una situación de desaciertos, conflictos sociales y crisis. En el mes de febrero, anunció la eliminación de la única reserva de boque nativo ‘Villa Cielo’, para darle prioridad e impulsar los emprendimientos desarrollistas. A esto se le suma el conflicto con las asambleas ecologistas por los movimientos de máquinas en el cauce del río Calabalumba.

El accionar del fuego fue devastador, en el lugar trabajaron 130 bomberos de un total de 26 cuarteles de los Departamentos Colón, Punilla y Cruz del Eje, cuatro aviones hidrantes (de los cuales tres operan desde pista de La Cumbre y uno del dique de Cruz del Eje). Además trabajó personal de la Departamental Punilla, Policía Caminera, el servicio de emergencias, Plan Provincial de Manejo del Fuego, Defensa Civil y la Secretaría de Gestión de Riesgo.

Uno de los imputados es cuñado de Negri
Claudio Maza, uno de los imputados por el voraz incendio, es cuñado del diputado nacional Mario Negri. Llegó al gobierno de Gabriel Buffoni luego del trunco traspaso de poder que éste quiso concretar a favor de su esposa, la política y concejal Gabriela Negri.
Maza comenzó a manejar el poder en el Departamento Ejecutivo y fue el mentor de varias conferencias de prensa, donde curiosamente, Buffoni acusaba de los males de su gobierno a la propia prensa.

En mayo, acordó con el mandatario el despido de 32 empleados (la mayoría trabajadores cuyos sueldos tenían poca incidencia en el presupuesto municipal). Maza estará el próximo jueves frente a frente con el fiscal y en carácter de imputado, pero se abtendrá de declarar.

Advertisement