Caso Maira Benítez: “Fueron 19 meses de incertidumbre porque ocultaron demasiado bien un crimen”

El abogado Pablo Vianello celebró el cambio de carátula en la causa que ahora investiga a Rodrigo Silva y a su padre por el homicidio de la villangelense Maira Benítez. Para el jurista, “hay gente, que no está detenida ni imputada, que colaboró para que nosotros hoy tengamos 19 meses y medio de incertidumbre”.

Caso Maira Benítez: “Fueron 19 meses de incertidumbre porque ocultaron demasiado bien un crimen”

El abogado de Antonia Leiva, madre de Maira Benítez, visitó los estudios de CIUDAD TELEVISIÓN tras conocerse el cambio de carátula en la causa que ahora investiga a Rodrigo Silva y a su padre por el homicidio de la joven desaparecida hace ya 19 meses en la localidad de Villa Ángela.  “Es lo que venía pidiendo desde el mes de febrero, cuando asumimos la representación de la querella de la mamá de Maira Benítez. Gracias a Dios hoy se puede decir que vamos a tener un juicio oral y público, es lo que estamos anhelando, y se va a poder develar el manto de sospechas y dudas que hay sobre la causa”, sostuvo el Dr. Pablo Vianello, y habló de fuertes expectativas en cuanto a “saber qué sucedió, qué hicieron con ella y, obviamente, ¿dónde está Maira Benítez?”.

Advertisement

La hipótesis del crimen fue sostenida por el abogado desde que tomó el caso, “en base a los indicios, a la última producción de pruebas realizada como los rastrillajes, llamadas telefónicas, mensajes y cuestiones que se darán a conocer a medida que vaya avanzando el juicio oral y público”.

“Entendemos, y gracias a Dios la Justicia también entendió que, con el fallo en provincia de Buenos Aires, de la chica Érica Soriano, donde se condenó a su expareja no habiéndose encontrado el cuerpo de ella. También podíamos hacernos eco de toda esta jurisprudencia a nivel nacional y que el Chaco genere la suya puertas adentro y resuelva un misterio de 19 meses”, aseguró sobre la “desaparición forzada” de la villangelense.

En cuanto a su hipótesis sobre el móvil, sostuvo que “en reiteradas charlas lo asemejé mucho a lo ocurrido con María Soledad Morales, lo he leído a lo largo de este proceso, y había una relación preexistente entre Rodrigo Silva y Maira Benítez”. “Si bien no había convivencia existía una relación y la llegada de Maira a esa fatal casa del campo fue con su voluntad. El tema es que después, por su propia voluntad, no pudo salir de ahí; fue retenida, privada de su libertad y posteriormente se le dio muerte e infinidades de personas colaboraron para el ocultamiento de este cuerpo. No tenemos dudas de que hay más personas involucradas en este caso”, aseveró.

Recordó que en la oportunidad de ser trasladado para el reconocimiento de los campos donde declaró haber llevado Maira, Silva admite un crimen, que luego silencia por el resto de los meses, previo a lanzarse a un pozo de 8 metros. “Esa situación fue muy alarmante para la familia porque obviamente se consideraba que en ese momento se podía llegar a resolver y saber qué es lo que paso con Maira Benítez. El morbo en estos imputados, que no tiene límites, y la desesperación de la madre de constantemente buscar a Maira con vida hizo que tengamos una incongruencia en la competencia judicial, cuando fue a la Justicia Federal, con la posibilidad de que este caso quede impune porque había una imputación por trata de persona, por privación ilegítima de la libertad, que nos encaminaba a un misterio sin fin que iba a terminar en el no esclarecimiento de este caso. Por eso se pidieron más medidas probatorias, se produjeron estas, y la fiscalía, en cabeza de la Dra, Gisela Oñuk, en consonancia con toda la Justicia del Chaco, determinó y pudo entender que estamos detrás de un crimen y los que están detenidos son los culpables y también de haber ocultado el cuerpo”.

En esa línea, aseguró que el proceso de estos últimos meses, desde febrero a esta parte, “nos hizo entender que hay gente, que no está detenida ni imputada, que colaboró para que nosotros hoy tengamos 19 meses y medio de incertidumbre”. “Fueron 19 meses de incertidumbre porque ocultaron demasiado bien un crimen”, afirmó.

Destacó el rol de la madre de Maira, Antonia Morán, por su “fuerza, su entereza y su empatía en lo que sucedía en la sociedad que nunca bajó los brazos”.

Advertisement
Compartir