Marcharon en Punilla contra los desmontes y la represión

Los vecinos y ambientalistas marcharon desde el obrador de la empresa Chediack hasta la Plaza Federal de San Roque en reclamo por los desmontes y para repudiar el desalojo violento ocurrido este martes, que terminó con cuatro detenidos y un herido.

Marcha en Punilla contra los desmontes y la represión.

Un grupo de vecinos autoconvocados e integrantes de las asambleas ambientalistas que se oponen a la construcción de la autovía de montaña marcharon en la mañana de este miércoles por la Ruta E-55 y se pronunciaron “contra de los desmontes y la represión”, luego que en el día de ayer se viviera una tensa jornada en la comuna de San Roque cuando se intentó impedir que las topadoras avanzaran sobre el monte.

Advertisement

El doctor René Amsler es el abogado de los ambientalistas y aseguró que, “estamos ante una ilegalidad, porque el gobierno y las empresas contratistas están actuando fuera de la licencia ambiental otorgada para la obra Variante Costa Azul-Puente Lago San Roque. Hace meses que vienen con estas violaciones, pero la semana pasada se observaron nuevos desmontes”.

“Esto comenzó la semana pasada, cuando comenzaron a desmontar y un grupo de vecinos frenó el avance de las máquinas, se dialogó y se comprometieron a presentar la documentación. En lugar de traer papeles, trajeron policías. Les pedimos que demuestren que está en regla, porque nosotros tenemos elementos para demostrar que no lo están. Asumimos nuestro deber constitucional de defender un ambiente sano”, destacó el letrado, en declaraciones realizadas a El Diario.

“Nos mandaron a la Policía y nos tratan como delincuentes, este choque debe tener una solución pacífica y poder sentarnos con la Policía Ambiental, con la Secretaría de Ambiente, y los estamos esperando. Están violando la misma licencia que obtuvieron en su momento. Ayer (martes) detuvieron a compañeros por resistencia a la autoridad, un delito fácil de imponer por un policía, y es una pena lo que sucedió porque este es un movimiento pacífico. Ocurre que se sienten violentados por el paso de las máquinas y cuando se ubican delante de ellas, fueron agredidos y detenidos”, apuntó Amsler.

Inés Rummel, que pertenece a la Asamblea Ambiental de Cosquín, participó de la movilización y dijo: “Vienen desmontando un área que no fue comprendida por la licencia ambiental. Tratamos de frenar las máquinas y exigimos la presencia de la Policía Ambiental y la Secretaría de Ambiente. No se han presentado los planos exigidos y pedimos la caducidad de la licencia, porque se hicieron modificaciones en el tramo y queremos que se cumplan los derechos ambientales”.

Guillermo Estigarribia fue uno de los detenidos este martes expresó: “Yo no soy ambientalsita, soy un vecino más que está cuidando el monte. Me detuvieron por resistencia a la autoridad y estuvimos demorado desde las tres hasta las siete de la tarde. Los que tendrían que estar presos son quienes llevan adelante este proyecto, avasallando todas las leyes nacionales y provinciales”.

Por su parte, Carla Umlant también fue apresada en el marco del operativo de desalojo. “Me llevaron detenida porque ví que entre varios policías hombres estaban agarrando a mi compañera y la iban por ingresar a un patrullero. Les pregunté a donde se la llevaban y me separaron de mi hijo y me metieron dentro del patrullero. Me llevaron como un delincuente cuando lo único que hacíamos era denunciar el atropello de Astori y Chediack sobre el bosque nativo”, relató.

Advertisement